El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Augas ‘chequea’ los ríos de Ribeira por si afectan a la EDAR

Sospechan que los caudales arrastren vertidos a la planta// Se alejará el aliviadero de Areeiros

Por la izqda., los tres representantes vecinales, Gil, Pérez-Espinosa y Pouso - FOTO: S. SOUTO
Por la izqda., los tres representantes vecinales, Gil, Pérez-Espinosa y Pouso - FOTO: S. SOUTO

SUSO SOUTO. RIBEIRA  | 07.10.2017 
A- A+

El organismo público Augas de Galicia está realizando un estudio sobre el estado de los ríos de Ribeira ante la sospecha de que alguno de esos caudales pueda estar arrastrando vertidos a la nueva depuradora.
Según informó en la reunión de la comisión de seguimiento Isabel Pérez-Espinosa, directora territorial de la sociedad estatal Acuaes (que construyó la depuradora), también se está a la espera de que Costas autorice la obra para acercar más al mar el aliviadero de Areeiros, para poner fin al encharcamiento de las aguas que salen por él debido a la diferencia de cotas entre la playa y el río Paxariños, lo cual genera malos olores en la zona.
En dicha reunión participaron también el director de Infraestructuras de Acuaes, Juan José Gil Barco, representantes vecinales, portavoces políticos y la teniente de alcalde, Herminia Pouso, entre otros.
Pérez-Espinosa informó además que se invertirán 45.000 € en obras de mejora en las arquetas de Touro (en la que ya se está actuando), Mosqueiros y Couso.
Asimismo, se comprometió a remitir al Concello copia de los proyectos de todas las actuaciones para que puedan consultarlas los grupos políticos.
Acuaes mantiene su compromiso de no entregar oficialmente la obra de la EDAR mientras no se solucionen todos los problemas, algo que espera sea realidad en el verano de 2018, cuando finalicen las obras previstas y cuya licitación se prolongará durante unos cuatro meses.
Pérez-Espinosa también dijo que se redujeron notablemente los ruidos y malos olores en el tanque de tormentas de Areeiros, donde se instaló un sistema de desodorización para generar una presión negativa que impida salir el aire cuando se abre la puerta.