El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Dos mujeres que abrieron paso... y rompieron moldes

La noiesa Carmen Pérez García fue armadora y tuvo una flota de seis barcos, más otros cuatro en sociedad// La ribeirense Josefa Soto Prol crió a 18 hijos y trabajó de barrendera, carnicera, redera, pescadera, limpiadora y hasta plañidera

Por la izda, la armadora noiesa Carmen Pérez. La ribeirense Josefa Soto y sus hijos. ‘Silenciada’, de Chelo Rodríguez
Por la izda, la armadora noiesa Carmen Pérez. La ribeirense Josefa Soto y sus hijos. ‘Silenciada’, de Chelo Rodríguez

SUSO SOUTO  | 11.11.2016 
A- A+

El centro cultural Lustres Rivas de Ribeira expone hasta el 26 de este mes 38 cuadros de ocho pintoras que rinden homenaje a las 410 mujeres gallegas cuyas biografías recopila la escritora Aurora Marco en su libro Elas. Pintura y literatura se dan la mano en un proyecto artístico que pretende poner en valor y recuperar del silencio historias de mujeres, en su mayoría anónimas, que han dejado profundas huellas sobre las que ahora caminamos.
  Historias como la de la noiesa Carmen Pérez García (1902-1993), de profesión... armadora. Tras fallecer sus padres, se hizo cargo junto a su hermano Manuel de la empresa familiar fundada en 1941, Navales Barcia S.L. Su actividad como armadora despertó la curiosidad de los consignatarios con los que contactaba, que no acreditaban que hubiese una mujer al frente de una empresa de barcos y se acercaban a las oficinas para comprobar su identidad femenina. “A empresa foi medrando e converteuse nunha das máis potentes do sector. A frota pesqueira de que dispuñan foi considerábel: o Olga, o Carmen Barcia, o Manuel, o Delfina Barcia, o Industrial e o Valentina Barcia”, señala Aurora Marco.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt