El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

caso neira

Agreden a un joven al salvar de una paliza a una mujer en Brión

Fue golpeado en la cabeza al interponerse entre la víctima y su pareja // Va a denunciar los hechos

O.D. BARCALA • BRIÓN   | 26.01.2009 
A- A+

Mientras el caso Neira aún colea, la localidad brionesa de Os Ánxeles era marco de un suceso muy similar que ocurrió en la madrugada del pasado viernes al sábado, cuando Ricardo S.V., de 34 años, recibía un golpe en la cabeza al mediar en una disputa ocurrida en el lugar entre Monte Balado y la gasolinera. Según el relato que facilitaron los testigos, eran en torno a las 02.00 horas, y un grupo de amigos se percataba de la presencia de una furgoneta cruzada en la carretera en el punto antes mencionado. Al acercarse para ver que ocurría, encontraron una pareja con rastros de sangre en sus rostros en plena discusión. En un primer momento, afirman, su intención era ayudarles a retirar el vehículo de la vía pública para evitar un accidente, pero la pareja estaba en otro mundo.

"El hombre parecía muy alterado, y quería ir a por la mujer; yo me puse en medio, y cuando me giré para preguntarle a la chica si estaba bien, sentí un golpe fuerte en la sien", asegura el agredido, que tiene una lesión en las cervicales, según el diagnóstico médico.

Al lugar de los hechos acudió la Guardia Civil, que tomó declaración al presunto agresor. Según ha trascendido, se trata de una pareja conocida en el entorno de Bertamiráns.

Por su parte, Ricardo S.V. denunciará hoy mismo los hechos. Afirma que "lo único que no puedo soportar es ver como un hombre le pega a una mujer, y lo que teníamos muy claro, tanto yo como las demás personas que estábamos allí, es que esa persona iba a por la chica si no se le paraba". Por lo de pronto, asegura sentir molestias en la zona del cuello y la espalda, pero que estaría dispuesto a volverlo a arriesgarse.

Muchas similitudes

En cuanto al presunto agresor, no se ha podido saber si ha sido detenido o puesto en libertad con cargos, pero sí que fue identificado esa misma noche por una patrulla de la Benemérita del municipio. Siempre según los testigos que se dirigieron a este diario, el caso tiene una clara similitud con el del profesor Neira, ya que el agredido recibió el golpe mientras se encontraba de espaldas, aunque con mayor fortuna en cuanto al resultado.