El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

Urbanismo devuelve otra vez el PXOM de A Estrada

Exige adaptarlo a la normativa y acusa al gobierno local bipartito de buscar un "conflicto de intereses" //Aguiar habla de "tomadura de pelo", dice que se basa en interpretaciones de la ley y aduce criterios "partidistas" //Los técnicos estudian los pasos que se podrían dar

MÓNICA GONZÁLEZ A ESTRADA   | 10.03.2011 
A- A+

Era visto. El culebrón del Plan Xeral (PXOM) de A Estrada vuelve en tiempos de contienda electoral con una nueva vuelta de tuerca. La Xunta de Galicia anunciaba ayer la devolución del documento por no ajustarse a la Lei do Solo ni contar con el trámite ambiental.

Lo venían avisando desde hace meses. La enésima modificación de la normativa urbanística puso contra las cuerdas un proceso que se viene atragantando en A Estrada desde hace casi tres décadas. Si hace cinco años la Administración autonómica rechazaba la propuesta del ejecutivo anterior por cuestiones de fondo (entre los argumentos para tumbarlo figuraba que se preveía suelo para 150.000 habitantes, entre otros), ahora las formas, o dicho de otro modo, las lecturas de la nueva Lei do Solo, están detrás de lo que parece otro intento fallido.

La Secretaría Xeral de Urbanismo enviaba ayer, 20 días después de recibir el PXOM, un requerimiento al Concello de A Estrada en el que se informa de la devolución y se exigen una serie de pasos ya conocidos, entre ellos la aprobación provisional del documento. Aquí radica una de las principales discrepancias.

Desde el gobierno estradense vienen sosteniendo, incluso con informes y certificados, que el PXOM cuenta con este paso, dando por válida la aprobación provisional de enero de 2006 del Plan anterior, ya que advierten que el actual es el resultado de una correción y no uno nuevo, como sostiene la Xunta.

El bipartito estradense, con el socialista José Antonio Dono al frente, se viene agarrando a una disposición transitoria de la nueva Ley en base a la que se librarían de adaptar el planeamiento a la normativa ahora al tener pasado el citado trámite.

 

Dos lecturas. Pero la Secretaría Xeral sigue con su teoría de que A Estrada no entra en este supuesto. El primer varapalo llegó el pasado verano, cuando la Xunta avisó que no emitiría la memoria ambiental esgrimiendo que la aprobación provisional de 2006 no valía. Pero la cosa no acaba ahí. Desde el ejecutivo de Núñez Feijoo se acusa al gobierno estradense de intentar crear un "conflicto interesado" con la Xunta, ya que ven "sorprendente" que pese a los avisos previos remitieran un Plan Xeral "a sabendas de que non cumpre coa lei".

Desde el Concello, la reacción no se hizo esperar. La edil de Urbanismo, Irene Aguiar, tildaba el escrito de "tomadura de pelo ós estradenses". Apunta que aún tenía la esperanza de que la Consellería "actuara con responsabilidade e non en base a estratexias políticas" y resalta el hecho de que la comunicación oficial llegara al mismo tiempo al Concello que a la prensa. "Parece que importa tanto ou máis un titular que o feito de que A Estrada precise un Plan Xeral", concluye.

Para el gobierno estradense, que defiende los pasos dados, la Xunta se basa en "interpretacións" de la Lei do Solo. "Pode ser que teñan outra lei distinta á que coñece todo o mundo e que se aplica só na Estrada", indica la edil, para quien el requerimiento busca "retrasar" la tramitación y que no se apruebe el Plan Xeral antes del 22-M e insiste en "intereses partidistas que discriminan os veciños da Estrada".

Arma arrojadiza. Gran asignatura pendiente, la piedra angular, clave de futuro... Han sido muchos los calificativos para un documento tan necesario como enfarragoso que sigue coartando las expectativas de un municipio agobiado por las carencias urbanísticas. El PXOM vuelve, 4 años después, a la diana electoral. Al anterior ejecutivo del PP, que llegó a redactar dos documentos, se le acusó de incapaz. En 2007 Dono regresó con promesas incumplidas de plazos que se siguen restregando desde el bando popular y una vía que no cuela en San Caetano. El PXOM sigue siendo arma arrojadiza en vísperas de otras elecciones.

delegestrada@elcorreogallego.es

Posible contencioso y proceso encallado

•••Aguiar avanzó que no descartan presentar un contencioso contra la Xunta en vista de la última estocada. "Non imos entrar en xogos electorais nin en estratexias de datas", dijo. La posibilidad no es nueva. Dono, en la foto con Ángel Visier, cuyo equipo realizó las correcciones que impuso la Xunta del Bipartito en mayo de 2006, ya lo apuntó en su día. En las próximas horas seguirán las reacciones. El BNG, cuyo pacto de gobierno con el PSOE tenía su base en la aprobación del documento, ya convocó ayer el Consello Local. El PP, con augurios ahora consumados, también dará su versión, después de prometer que retirará el posible recurso si vuelve a la alcaldía. Atrás quedan años y dinero perdido en una misión, de momento fracasada, que vuelve a encallar.

DATOS PRINCIPALES

2.065

Número total de alegaciones que se presentaron al documento y que quedaron listas el pasado verano. Se aceptaron más de 1.200 (un 60 por ciento). El documento, con grandes recortes respecto al de 2006, se expuso al público a finales del año 2009.

20

Días transcurridos desde el envío del documento. El PXOM se llevó a pleno el pasado 3 de febrero y se remitió el 18, tras un intenso debate sobre la tramitación seguida. La Xunta dice que los 3 meses empezarán a contar cuando cumpla lo que se pide.