El Correo Gallego

Plus

La empresa PLD Space construirá su segundo banco de ensayos en Teruel para probar sus cohetes espaciales

Instalaciones de la empresa PLD - FOTO: PLD
Instalaciones de la empresa PLD - FOTO: PLD

ALICANTE. E.P.  | 12.01.2018 
A- A+

La empresa aeroespacial PLD Space, ubicada en el Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche (Alicante), construirá un segundo banco de ensayos para probar cohetes completos. La instalación, pionera en Europa, se construirá en el aeropuerto de Teruel (Aragón)después de que el Consejo Rector del aeródromo aragonés haya dado su visto bueno.

La UMH ha destacado este viernes que la start-up ilicitana, que cuenta con más de 30 trabajadores, da "así un paso más" en su fase de expansión ya que ampliará su superficie en el aeropuerto aragonés hasta los 13.000 m2, cinco veces más de los que tiene en la actualidad.

En estas instalaciones, PLD Space ya cuenta con un banco de ensayos para motores cohete de combustible líquido, el primero de este tipo en Europa. Tal y como ha señalado el CBO (en sus siglas en inglés, Chief Business Officer) de la compañía, Raúl Verdú, esta ampliación ya estaba prevista en el plan de desarrollo de la empresa desde su implantación en el aeropuerto en 2014.

Además, ha resaltado que la fase experimental que se realizará en este nuevo banco de ensayos con el prototipo del cohete tendrá lugar en estático. Es decir, permanecerá inmóvil mientras se realizan las pruebas de control que permitirán medir el correcto funcionamiento del cohete completo.

Por su parte, el director ejecutivo, Raúl Torres, ha apuntado que "PLD Space está orgulloso de proyectar en el medio plazo el mayor complejo europeo de desarrollo de cohetes espaciales en Teruel". La empresa prevé que este nuevo banco de ensayos esté operativo a finales de 2018 ya que, según sus previsiones, el lanzamiento del primer cohete Arion 1 se realizará en marzo de 2019 desde la base del Arenosillo, ubicada en Huelva.

Arion 1 estará formado por una única etapa, que incluirá el hardware y software necesario para su posterior recuperación. Esta estructura incorporará paracaídas y otras tecnologías de aero-frenado que podrían ser directamente exportables a su segundo lanzador orbital, ARION 2, que situará satélites de hasta 150 kilos en órbita terrestre.