El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Plus

Oxford se convertirá en un "laboratorio viviente" de movilidad con 100 puntos de carga para coches eléctricos

Esta medida se toma en el marco del programa 'Go Ultra Low Oxford' (GULO), que busca fomentar la implantación de vehículos

La ciudad de Oxford (Inglaterra) ronda los 170.000 habitantes
La ciudad de Oxford (Inglaterra) ronda los 170.000 habitantes

E.P. MADRID  | 01.09.2017 
A- A+

El Ayuntamiento de Oxford (Reino Unido) ha anunciado que instalará un centenar de puntos de recarga de baterías de vehículos eléctricos y que convertirá la ciudad en un "laboratorio viviente" de movilidad, en el marco del programa 'Go Ultra Low Oxford' (GULO), que busca fomentar la implantación de vehículos eléctricos.

El programa se realizará entre el Ayuntamiento y el County Council (más o menos equivalente a las diputaciones en España), después de obtener una subvención de 800.000 libras de la Oficina del Gobierno para los Vehículos de Bajas Emisiones, como parte de un proyecto del Gobierno de 40 millones de libras para impulsar la transición hacia vehículos eléctrico.

Según informa el consistorio, el programa comprende seis tecnologías de carga diferentes y durante la fase de pruebas se instalarán treinta estaciones de recarga, diez de ellas para el público general, diez para el clubs de coches compartidos 'Co-wheels' y otros diez para vecinos particulares.

El Co-wheels es un club de automovilistas que opera en todo Reino Unido y proporciona a los conductores con vehículos de bajas emisiones, híbridos y eléctricos un servicio de "paga según lo uses".

Según explica la web de Climate Action, la fase piloto servirá de experiencia futura para hallar qué solucione funciona mejor para las necesidades de los residentes en Oxford y tendrá una duración de un año. La instalación de las estaciones de carga comenzará este mes y estarán listas para su uso en octubre.

Una vez terminen las pruebas y se decida la mejor tecnología, se instalará a lo largo de la ciudad un centenar de puntos de carga en toda la ciudad que se espera que esté en funcionamiento en 2018.

Así, los residentes que utilicen estas estaciones de recarga de prueba proporcionarán información después de su uso durante un año, que será recogida y analizada por los investigadores de la Unidad de Estudios de Transporte de la Universidad de Oxford.

Los resultados serán presentados posteriormente al Gobierno de Reino Unido para que sirvan de información a las autoridades locales y nacionales sobre las decisiones de inversión futura y también los investigadores de la Universidad de Oxford publicarán los resultados en publicaciones científicas y académicas.

El concejal local para un Oxford Limpio y Verde, John Tanner, ha confiado en que alrededor de 2027 la mayoría de la población podría comprar más coches eléctricos que de gasolina o diésel por lo que este proyecto servirá a la ciudad para prepararse para ese futuro.

Por su parte, el director de la Unidad de Estudios de Transporte de la Universidad de Oxford, el doctor Tim Schwanen, ha subrayado la importancia de este programa que es el primero de estas características a nivel mundial porque servirá de lección y experiencias aprendidas que serán útiles para el futuro de la movilidad eléctrica mundial.

"El proyecto tiene una importancia científica significativa porque sabemos muy poco sorprendentemente sobre como se adaptan los usuarios de vehículos y las comunidades locales a las nuevas infraestructuras de recarga, especialmente si esto es proporcionado en las calles residenciales, donde las posibilidades de espacio de aparcamiento no están garantizadas", ha apuntado.