El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Plus

"En un placete de La Mancha, de cuyo name no quiero remembrearme"

Publicada la versión en "spanglish" del clásico de Cervantes // Lleva la firma de la escritora estadounidense Alma Uy, licenciada en Literatura inglesa y especializada en el Siglo de Oro de las letras españolas

MARTA PASCUAL CERUELO/EFE  | 06.07.2017 
A- A+

"En un placete de La Mancha, de cuyo name no quiero remembrearme, no ha the long ago q' vivía un gentelman...". Aunque no lo parezca, se trata del comienzo de una renovada versión de "El Quijote", esta vez en "spanglish", esa mezcla entre español e inglés con que la autora lo ha traducido.

El clásico de Miguel de Cervantes aterriza en el presente y se reinventa en "Don Quixote of La Mancha", un libro publicado por la editorial vallisoletana Agilice Digital y que lleva la firma de la escritora estadounidense Alma Uy, licenciada en Literatura inglesa y especializada en el Siglo de Oro de las letras españolas.

"Esta nueva versión mantiene la esencia cervantina porque la mezcla de términos en estos dos idiomas desprende sátira y mucho humor", ha explicado a Efe Uy, quien, a pesar de introducir cambios en el vocabulario, no ha modificado un ápice del argumento y del contexto original.

La meseta castellanomanchega, el atuendo del ingenioso hidalgo e incluso las batallas libradas en la mente del protagonista permanecen fieles a la prosa de Cervantes, con la premisa de que esta nueva versión se adapta para atraer a un público nuevo: a los más de 35 millones de estadounidenses de origen hispano.

"Lo más difícil ha sido recrear el ambiente de la época, porque hay muchas cosas que ya no existen", ha detallado la escritora, quien ha explicado que este hándicap ha provocado que el galgo corredor se transforme en un "dog de raza runner", que el histórico yelmo del caballero se reduzca a un vulgar "helmet" o que don Quijote sustituya "vuestra merced" por "sir".

Son ejemplos de términos empleados en "spanglish", una mezcla que nace de la confluencia del español con el inglés y que se caracteriza por alternar ambas lenguas al hablar, con pocas reglas y muchas variaciones léxicas y morfológicas.

"El 'spanglish' ya tenía un diccionario propio y ahora también cuenta con la traducción de un clásico literario", ha sostenido Alma Uy, quien ha concluido que ya es una "lengua establecida".

Pero saber inglés no es un requisito indispensable para disfrutar de "Don Quixote of La Mancha", según su autora: "No hay que tratar de dar sentido a cada palabra, hay que escuchar con la mente".

En la actualidad, Estados Unidos mantiene vivo el legado de Cervantes dentro de sus colegios y universidades, donde este autor goza de "muy buena apreciación", y su creación estrella, "El Quijote", sigue siendo estudiada como la obra cumbre de la literatura española.

Por ello, Alma Uy continuará su particular homenaje a la literatura cervantina en su próximo libro, que en este caso versionará las "Novelas ejemplares" del autor alcalaíno desde el punto de vista de María de Zayas.
En este caso, la escritora se alejará de la versión original, jugará con los personajes y escribirá con mayor libertad, alternando nuevamente términos y expresiones en inglés y español para dar forma a su segundo clásico traducido al "spanglish".