El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Antón Ruanova: “Brasil me abre sus puertas para pelear con los mejores”

El triatleta santiagués luchará por la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 bajo la nacionalidad del país sudamericano // La falta de oportunidades en España, clave en su decisión

IVÁN FERNÁNDEZ. SANTIAGO  | 02.03.2016 
A- A+

“Dicen que la vida da segundas oportunidades, aunque yo no sé si simplemente aparecen o las persigue uno”. En el caso del triatleta santiagués Antón Ruanova (2 de agosto de 1986), a quien pertenece la frase anterior, su segunda oportunidad lleva acento brasileño. Y es que Ruanova, después de ver cómo se le cerraban puertas en España, coincidiendo con el mejor nivel de la historia del triatlón nacional, y dejando incluso de lado la práctica de dicho deporte por un tiempo, podría ahora participar en los Juegos Olímpicos de Tokio del año 2020 bajo la nacionalidad brasileña, su nuevo país de acogida.

Hace algo más de un año que Antón Ruanova llegó a Brasil. Atrás quedaban ya sus dos subcampeonatos de España de triatlón, en 2010 y 2013, así como un subcampeonato sub 23 en el 2009. Tras cursar un Máster en Gestión Internacional de Empresas (MBA) como paso previo a trabajar durante un año en una embajada española en el mundo, a Antón se le abrieron las puertas de Brasil, trabajando en la Oficina Comercial de España en Brasilia.

Aunque, inicialmente, el triatlón se quedaría reservado a su tiempo libre en su aventura en el país sudamericano, Antón completó alguna de las mejores carreras de su vida, terminando en tercera posición en el Circuito Profesional de triatlón brasileño. Esa fue la semilla de un sueño que podría dar sus frutos dentro de cuatro años en Tokio: “Estos resultados inician una serie de conversaciones infantiles, más de deseos que de realidad, para mudar mi nacionalidad deportiva de España a Brasil”, asegura Ruanova. Pero lo que en un principio parecían ensoñaciones, acabó por solidificar con el paso del tiempo: “En 2016 esas conversaciones toman cuerpo y se torna real la oportunidad deportiva que siempre había deseado: un camino sin trabas que podría abrir y profundizar en función de mis aciertos”. 

Apenas unos meses después de haber dejado aparcada la gran competición, con la nacionalidad brasileña Antón se ve ante la oportunidad de formar parte del triatlón internacional: “Brasil me abre sus puertas para poder continuar ese sueño que dejé aparcado en 2013: debutar en el Campeonato del Mundo y pelear con los mejores”. Pero el gran reto de este triatleta santiagués es otro, y tiene nombre y apellidos: los Juegos Olímpicos.

TOKIO 2020. Con los Juegos de Río de Janeiro a la vuelta de la esquina, y sin tiempo suficiente para intentar la clasificación, el gran objetivo para Antón será luchar por una plaza en los Juegos de Tokio 2020, bajo la bandera brasileña, un hito que difícilmente podría conseguir con la nacionalidad española: “Estaba cansado de la falta de oportunidades a pesar de ser dos veces subcampeón de España Elite y top 14 en las tres Copas del Mundo que disputé”, se lamenta.

Pero Brasil le ofrece empezar desde cero, con trabajo, pero también con optimismo, teniendo en cuenta sus resultados del último año: “Pienso en poder luchar por estar en unos Juegos Olímpicos y me entra un escalofrío de alegría”, reconoce, si bien prefiere ser realista: “El camino es largo, incierto y duro. Pero también es apasionante y me encuentro más confiado y capaz que nunca”, avisa.

DILEMA. La posibilidad de perseguir el sueño olímpico presentó un dilema a Antón, no tanto por la adopción de la doble nacionalidad, sino más bien por la dedicación al triatlón de forma profesional: “Ahí se presenta el dilema, la seguridad económica de un buen sueldo a fin de mes o la incertidumbre absoluta de una remuneración en función de los resultados en las carreras”, analiza Ruanova, antes de continuar: “Pero también se presenta la opción de ser uno más o perseguir un sueño”.

El bautizo internacional de Antón Ruanova bajo la bandera brasileña se producirá dentro de unas semanas, el próximo 20 de marzo, en Valparaíso, Chile. Allí volverá a competir en una prueba de la Unión Internacional de Triatlón (ITU): “Muchas cosas cambian desde mi última prueba, como mi país, de España a Brasil, pero con la certeza de estar haciendo lo que más quiero hacer”, sentencia Antón. El camino no será fácil, pero la meta es ahora más visible de lo que era en España. Y es que a Tokio se va por Brasil.