El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Jugador de baloncesto

Rafa Freire Luz: “Creo que las segundas partes pueden ser buenas”

Alejado de los focos habituales, el director de juego experimenta la soledad del guerrero que se prepara en silencio para poder afrontar nuevas batallas con la misma disciplina y confianza que muestra sobre el parqué

DANI SÁNCHEZ-HARGUINDEY SANTIAGO  | 23.07.2017 
A- A+

El ex jugador del Obradoiro, Rafa Luz (Araçatuba, Sao Paulo, 25 años), está experimentando en este momento uno de esos malos tragos por los que muchos jugadores deben pasar; la recuperación de una dura lesión, en este caso de rodilla. Alejado de los focos habituales, el director de juego experimenta la soledad del guerrero que se prepara en silencio para poder afrontar nuevas batallas con la misma disciplina y confianza que muestra sobre el parqué. El máximo asistente de la historia del plantel gallego (345) deja abierta la puerta a un posible regreso, y asegura que “ahora estaría dispuesto a cualquier tipo de contrato”.

Lo primero, ¿cómo va la recuperación de la rodilla?
Va genial, acortando los plazos en este primer mes pero debo respetar las pautas que me pusieron los médicos y fisios para no tener problemas cuando vuelva a jugar. Estoy en Brasil arropado por mi familia y mi hermana es fisio, así que se tira todo el día conmigo.

¿Cee que será posible firmar un contrato en su estado o se plantea incorporarse a un equipo hacia diciembre, una vez recuperado?

Ojalá algún equipo me fichase ahora, pero soy consciente de que es raro que fichen a alguien lesionado. Estoy dispuesto a cualquier tipo de contrato pero me centro más en recuperarme y volver, si todo va bien, en noviembre.

A buen seguro que fue una varapalo lesionarse a las puertas del playoff ACB.

Sin duda. Cuando pasó solo pedía que no fuera la rodilla porque suele ser lo que más tiempo te deja fuera, pero al final no hubo fortuna. Ahora me toca dar un paso atrás para volver más fuerte.

Una vez concluido el curso fue cortado por el Baskonia, ¿cree que si no se hubiera lesionado hubiera continuado o le comentaron antes que no iba a seguir en el club vitoriano?

Bueno, la verdad es que es difícil saberlo. Todavía no me habían dicho nada de mi posible continuidad, por lo que no sabría decir hasta qué punto pudo influir la lesión.

¿Le gustaría continuar su carrera en la ACB? En ese caso, sería su sexto equipo en España y superaría la barrera de los 300 encuentros, además de que es cupo.

Espero primero volver a jugar. Es una lesión seria y hay que recuperarse bien, y luego, sin duda, mi idea es volver a jugar. Tengo muchos años por delante y espero jugar en España lo más pronto posible. Además, tengo la fortuna de ser cupo y de que conozco bien la liga. Espero que sirva de algo llevar tantos años en España.

En el Obradoiro vivió una de sus mejores etapas como jugador y es el máximo asistente histórico del club, ¿cree que segundas partes nunca fueron buenas?

Para nada. Yo creo que si hay segunda parte es porque la primera fue buena, eso depende mucho de la persona que afronta las situaciones. No soy de las personas que entran en una zona de confort y de ahí no se quieren mover.

Podría encajar de nuevo en un club en el que los aficionados le tienen un gran cariño y en el que estarían encantados de que vuelva, ¿se ve regresando a Santiago?

En todos los equipos en los que he pasado siento que me quieren mucho. Ojalá volver a uno de ellos sea una opcion pero por supuesto hay que estar abierto a nuevas aventuras.

¿Cómo ha vivido desde la distancia la evolución del Rio Natura y qué espera del futuro para el club compostelano?

Les veo bien. Cierto es que desde que me fui tuvieron algunos momentos de mala suerte con lesiones, pero el corazón obradoirista siempre canta más alto. Se mantienen en la ACB y creo que es uno de los clubs más serios que existen, por lo que se merecen estar lo más alto posible.
En verdad, en todos los sitios en los que juega conecta con los aficionados. Quizás sea porque es caballeroso con los rivales pero a la vez muy guerrero en la pista,

¿Cómo se define?
Me defino como alguien que se siente feliz cuando los demás triunfan. Me encanta decir que he colaborado tanto en las victorias de mis equipos como en que algunos de mis excompañeros hayan llegado alto. Y no lo digo solo en el profesional sino también en lo personal. Me encanta ayudar a la gente y que se sientan cómodos porque yo vivo de que ellos triunfen. Creo que es clave ser correcto y verdadero, lo aprendí de mis hermanas.

Se ha especializado en la faceta defensiva, en ejercer como ese jugador pegajoso que no deja al rival ni subir cómodo al balón y a la mínima se lanza al suelo si hace falta, un rol no tan habitual.

Así es. No soy el más talentoso de los jugadores, por lo que tengo que hacer algo diferente. Por mi físico y por la educación que tuve en el baloncesto me siento a gusto cuando peleo y veo que la afición o los compañeros se sienten bien cuando lo hago.

Parece que la Euroliga y la ACB se están devaluando con la marcha masiva de jugadores a China o a la NBA, ¿qué se puede hacer para frenarlo, quizás aumentar los sueldos?
Mejorar los sueldos sin duda que es un atractivo, pero es complicado competir con ese mercado. En Europa se busca hacer algo como la NBA con tantos partidos, pero muy pocos equipos se pueden permitir viajar en primera clase, estar en los mejores hoteles o tener la vida de un NBA. Eso sí, cobrando bastante menos. En China, en cambio, valoran mucho al extranjero ya que les pagan mucho para una liga tan corta.