El Correo Gallego

Deportes » Fútbol

FÚTBOL // TERCERA DIVISIÓN

¡Campeones, oé, oé, oé!

Un gol del pichichi Rubén Márquez sirve para ganar al Rápido de Bouzas y hacerse con el título de Liga cuando restan cuatro jornadas de campeonato

JOSÉ LUIS IGLESIAS • SANTIAGO  | 26.04.2009 
A- A+

Compostela1
Rápido de Bouzas0
Pablo, Rego, Cholo, Catú, Jimmy, Ángelo (71'), Claudio, Petter, Miguel Centrón (81'), Mariño, Rubén Márquez (93'), (71') Vladimir, (81') Munín, (93') PequeGael, Dabarca, Portas, Suárez, Fito, Cris, Víctor (69'), Mos (80'), Jaco, Ces, Toño (55'), (55') Lema, (69') Moi, (80') Mauro

Árbitro: Formoso Díaz (Ferrol). Enseñó tarjeta amarilla a Jimmy. Por parte del Rápido de Bouzas amonestó con tarjeta amarilla a Suárez, Jaco.

Gol: 1-0, min.36: Rubén Márquez.

Campo: San Lázaro. Más de 1.000 espectadores en la tribuna.

Ramón Escuredo
Los jugadores del Compostela se despidieron de sus aficionados con un aplauso desde el campo
FOTO: Ramón Escuredo

La SD Compostela coronó la etapa reina de la montaña al imponerse ayer al Rápido de Bouzas con un solitario tanto de Rubén Márquez. Hace unas cuantas jornadas ya había ganado la meta volante cuando logró la clasificación matemática para entrar en el play off de ascenso. Y ahora está a las puertas de hacerse con la etapa si, dentro de un mes y medio, es capaz de doblegar a uno de los otros diecisiete campeones en la eliminatoria de los primeros clasificados.

Bien entendido que aún no es el momento de festejar nada, también es cierto que ayer se logró un histórico título. La SD, cuando restan cuatro jornadas para el final del campeonato, se aseguró figurar en la hemeroteca como el mejor equipo del grupo gallego de la Tercera División. Y eso bien merecía un pequeño festejo de los jugadores sobre el propio terreno de juego y ante sus incondicionales. Al final todo quedó en un aplauso recíproco de los jugadores a los seguidores y de éstos a los futbolistas.

La victoria ante el Bouzas fue pobre. Los compostelanistas no fueron peores que el conjunto vigués, pero tampoco hicieron muchos más méritos para mejorar el raquítico 1-0 anotado por Rubén Márquez con el beneplácito del portero visitante, que se lo puso en bandeja al pichichi de la SD Compostela.

No mejoró el cuadro con relación a las últimas actuaciones en San Lázaro. Con todo, los blanquiazules han vuelto a demostrar que no perdonan. Si el rival le concede algún regalo lo aprovechan y eso fue lo que hizo ayer la SD contra el Bouzas. Y es que los vigueses, por momentos, estuvieron mejor plantados en el terreno, aunque le faltó pegada.

. jliglesias@elcorreogallego.es

FALTA DE FESTEJOS

La situación económica, la causa de todo

El impago de las nóminas en la SD Compostela –tienen tres y está próxima la cuarta– fue la causa de la falta de festejos por la consecución del título de Liga. Los protagonistas no quisieron exteriorizar su alegría por el campeonato, porque el propio viernes, tras el último entrenamiento, se reunieron con el presidente José María Caneda.
Fue duro para unos y otros, pues se llegaron a decir palabras fuertes entre las dos partes. El caso es que Caneda tenía previsto para esta pasada noche una cena y así festejar el título. Sin embargo, los jugadores decidieron antes de enfrentarse al Rápido de Bouzas no ir a la cena y el presidente la tuvo que suspender.
Por parte del club se está intentando reconducir la situación y en esta semana se  darán los pasos oportunos para pagar alguna de las nóminas pendientes. De no ser así lo que resta de campeonato se pone mal. Incluso peligra el play-off de ascenso. Urge llegar a una solución

LAS CLAVES

Los visitantes no se asustaron ante la SD

Todos los rivales que vienen a San Lázaro llegan con la idea de dar la sorpresa ante el líder y ahora campeón gallego, por eso salen a San Lázaro sueltos sabiendo que tienen muy poco que perder y mucho que ganar. Ayer no fue la excepción, aunque la defensa local siempre controló la situación y sin tener que hacer esfuerzos.

Lo más importante ayer era el triunfo

La victoria del Compos tiene mucho valor. Día a día, la afición está más con la plantilla y por ello les perdona las últimas actuaciones que no son lo bueno que se espera de ellos. De ahí que cuando los jugadores realizan jugadas de mérito se entregan en cuerpo y alma. De todos modos, ayer lo que importaba era el triunfo

EL DATO

El primer abrazo de Baleato fue para Varela

El final del encuentro fue el final de muchos sacrificios en la presente temporada. Aún queda mucho por delante, pero Chus Baleato y Varela se fundieron en un abrazo que tenía mucho de valor. Técnico y ayudante saben lo que han tenido que pasar para llevar a la SD al título de Liga. Sus nombres quedan escritos en el historial del equipo compostelano y con todo el merecimiento. Desde aquí, felicidades para todos.