El Correo Gallego

Deportes » Fútbol

TERCERA DIVISIÓN

El Compostela jugará el sábado y el Ciudad lo hará el domingo

La coincidencia de ambos en San Lázaro obliga a adelantar el partido con el Cerceda

JOSÉ LUIS IGLESIAS • SANTIAGO   | 17.02.2009 
A- A+

Como ya ocurriera en la primera vuelta, SD Compostela y Ciudad de Santiago vuelven a coincidir este próximo fin de semana como equipo locatarios. La SD recibe al Cerceda y el Ciudad hará lo propio con el líder de la Segunda B, el Real Unión. La resolución para deshacer la coincidencia está definida. Los compostelanistas jugarán contra el Cerceda de Suso Moure el sábado, probablemente, a las 18.00 horas. Y el Ciudad se enfrentará a los irundenses el domingo a las 17.00 horas. Resuelto este contratiempo, los blanquiazules dan por olvidado el compromiso de Narón, donde según el técnico Chus Baleato su equipo "jugó uno de los partidos más duros del campeonato hasta el momento". Una circunstancia que choca con el pensamiento de los de Ferrolterra, pues descargan en el colegiado lucense Pérez Prado, buena parte de las culpas de la derrota contra los compostelanistas.

Baleato, para recibir al Cerceda de Suso Moure, contará con la casi totalidad de la plantilla, al incorporarse Álex Blanco tras superar los problemas bucales y espera que Ángelo esté listo.

UN BUEN DETALLE

Vladimir hace propósito de enmienda

Vladimir, el jugador de la SD Compostela que el pasado sábado abrió el marcador para los santiagueses ante el Narón, ha reconocido públicamente en la Cadena SER, a Toño Bermúdez, que había cometido un grave error ante el Órdenes y que no se volverá a repetir. El guineano fue sustituido por el técnico blanquiazul cuando faltan unos diez minutos y en un acto, que él mismo reprobó en la emisora compostelana, pegó una patada al banquillo que pudo ver toda la afición.

Con el paso de los días, el jugador entendió que había tomado una decisión errónea y en un acto que le honra hizo propósito de enmienda asegurando que "mientras esté en el fútbol no volverá a cometer un error de esos". Un objetivo que desde estas líneas aplaudimos, pues como admitió "no fue un ejemplo para los más jóvenes". Disculpas aceptadas .