El Correo Gallego

Deportes » Fútbol

FÚTBOL // SEGUNDA DIVISIÓN B

El juez ratifica que la actual SD no heredó la vieja deuda

El Compos se ve así libre de abonar los 550.382 € que le reclamaba la Federación

ANTONIO PAIS • SANTIAGO   | 25.07.2009 
A- A+

Fernando Blanco
Los jugadores de la SD, en un entrenamiento de esta pretemporada
FOTO: Fernando Blanco

El Compostela actual no heredó en el año 2005, momento en el que la entidad Campus Stellae "se adjudicó la gestión deportiva de los equipos de fútbol de la SD Compostela SAD en liquidación", según reza el auto expedido ayer por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña, las deudas contraídas por ésta. Es decir, el Compostela no deberá pagar la cantidad de 550.382 euros que le exigía la Federación española de Fútbol para jugar este año en Segunda B.

El auto, al que ha tenido acceso EL CORREO, explica claramente que, dentro del "concurso voluntario ordinario 2/2004" tramitado por el citado Juzgado, "por auto de fecha 20 de mayo de 2005 se acordó la apertura de la fase de liquidación concursal (...) en la que se procedió a la realización separada de los activos de la concursada (la difunta SD).

Tras aclarar que Campus Stellae, "representada en el acto por su presidente don José Luis Balboa Romande" suscribió el documento denominado "contrato de gestión de equipos de fútbol" (los de la SD), el auto señala claramente que, "la cesión aislada de cualesquiera activos de la sociedad en concurso no conlleva la subrogación de la cesionaria en las obligaciones de la SD Compostela SAD en liquidación, cuyos acreedores están y permanecen de derecho integrados en la masa pasiva del concurso".

Satisfacción de Caneda

"Estamos libres totales, lo ha dicho claramente el juez", señaló ayer a este periódico José María Caneda, presidente del Compos. Caneda siempre defendió la tesis, avalada ahora en el Juzgado, de que Campus Stellae, "una empresa que puede tener varias marcas", explicó, compró en el proceso de liquidación solamente el nombre y los equipos del Compostela, y que eso no añadía asumir sus deudas.

"La Federación Española entendió nuestra postura cuando se la explicamos, y solamente exigía que esta postura la ratificara un juez por medio de un documento. Este documento ya ha sido enviado por el Juzgado a la FEF. Yo nunca dudé de que nos asistía totalmente la razón y no habría problemas para jugar en Segunda División B, como se ha demostrado ahora", resumió un satisfecho Caneda.