El Correo Gallego

Deportes » Fútbol

FÚTBOL // TERCERA DIVISIÓN

Munín: "Era complicado que entrase en el equipo"

El central de la SD reconoce que las cosas han cambiado y "ahora estoy contentísimo"

JOSÉ LUIS IGLESIAS • SANTIAGO   | 18.03.2009 
A- A+

RAMÓN ESCUREDO
El santiagués Munín en el campo de San Lázaro ante el Verín
FOTO: RAMÓN ESCUREDO

Los rivales directos de la SD Compostela ya dan por hecho que los santiagueses serán los campeones. Al menos en sus manifestaciones así lo dejan caer y en más de un caso, incluso califican a los santiagueses como un equipo de otra Liga. De todos modos, en el plantel blanquiazul nadie da por hecho nada y buena prueba de ello fueron las comedidas declaraciones de Marcos Martínez, Munín, en El regate, programa que dirige Javier Iglesias en Radio Obradoiro. "La verdad es que nadie contaba con esto", señaló el capitán de la SD al recordarle los diez puntos de ventaja que llevan sobre el segundo clasificado.

"Da gusto", añade Munín, aunque también reconoce que "poca gente apostaba, al principio de temporada, por el equipo", para incidir: "Ni nosotros mismos sabíamos que podía ocurrir lo que está pasando". Y sus razones tiene el defensa blanquiazul para expresar esa opinión: "Categoría nueva y no sabes lo que es, tampoco tienes un conocimiento muy exacto de los jugadores, pero bueno, las cosas fueron saliendo bien y lo que está claro es que la SD es un equipo que ha ido de menos a más".

La mesura, como apuntamos, sigue siendo el estandarte de los compostelanistas y no quieren lanzar las campanas al vuelo antes de tiempo. Es más, Marcos advierte que "el fútbol es traicionero". La verdad es que los santiagueses no tuvieron su mala racha en la temporada y el jugador también pide que "ojalá que no llegue y malo será que llegue ahora cuando todos tenemos un montón de ganas. De todos modos, en el fútbol se dan un montón de circunstacias y...".

Volviendo al día a día, lo más cercano aún es el partido disputado ante el Somozas. Munín resalta "la calidad de este equipo, que en la primera parte trató de jugar al fútbol y nos puso las cosas complicadas". Ahora bien, el central de la SD también reconoce que "le pasó como a todos los equipos que se miden a nosotros. En el primer tiempo fue más igualado, pero en la segunda... no sé, yo veo que somos muy superiores", sentencia.

Un gran tono físico

La clave de esta situación está única y exclusivamente en el buen tono físico que tiene el equipo. En ese sentido Munín explica que "el equipo termina la semana un poco cansado o cargado, pero llega el domingo y la gente corre como el que más". Es más, el santiagués descubre que Baleato ya los tiene bien enseñados: "El rival si nos gana, que sea porque corre más que nosotros. La realidad es que eso es lo que ocurre, pues somos un equipo joven y todos tienen ganas de correr, por eso estamos sacando bien los partidos", puntualiza

Otra circunstancia que brilla con luz propia en esta SD es "la velocidad que tenemos arriba", señala Munín, al tiempo que da más detalles: "Tenemos gol en estos momentos y eso es porque tenemos mucha velocidad arriba. El contragolpe es nuestra arma perfecta porque contamos con jugadores que matan a cualquiera".

El desenlace final está mucho más próximo. La verdad es que "todos estamos deseando que llegue el último partido. Ahora bien, como de momento no está nada hecho matemáticamente, lo que tenemos que hacer es seguir trabajando para que al final estemos de primeros también".

La situación personal de Carlos varió como de la noche al día. De no contar para Baleato ha pasado a titular indiscutible. Y eso que Munín estuvo a punto de tirar la toalla. Él mismo lo explica: "A todo el mundo le gusta jugar y sobre todo, cuando entrenas tantos días a la semana y ves que no llega tu momento acabas planteándote otras cosas. No sé, pasan muchas ideas por la cabeza. Y fue justo esa semana que decidí marcharme cuando se produjeron unas bajas y me tocó volver a entrar en el equipo. Por suerte salió todo bien, o creo que mejor de lo que me podría imaginar y en estos momentos el míster está contando conmigo. No niego que las lesiones, por desgracia, a mí me están favoreciendo".

La realidad es que Munín había caído en un ostracismo muy prolongado. El jugador, aún así dice "entender al entrenador. La verdad es que tampoco había sitio en el equipo para jugar y comprendo que el entrenador no quisiera hacer cambios en la defensa. Personalmente, yo veía que la defensa, cada día, estaba mejor pues no encajaba goles. Era complicado que entrase", explica con detalle el central.

Nunca perdió la ilusión

A pesar de estas circunstancias, Munín también resalta que "yo iba todos los días con la misma ilusión a entrenar. Lo que ocurre es que eso llega a un punto en que también cansa". Lo cierto es que el santiagués pasó de ser un indiscutible a no contar. En ese sentido, Marcos también tiene su propia opinión: "El ser indiscutible, a veces, te da relajación, te confías y eso tampoco es bueno. A lo mejor eso fue lo que me pasó a mí el año pasado. De todos modos, yo tampoco me agobiaba por ser titular, lo único que quería era jugar, tener mi oportunidad como los compañeros". Aún así el jugador quiso pasar de polémicas y de "discutir con el entrenador, porque creo que no tenía nada que reprocharle pues sé que las decisiones para él también son siempre difíciles. Por eso, lo único que decidí fue coger y adoptar la medida sin molestar a nadie".

La realidad es que pasadas las semanas, Munín reconoce estar "ahora mismo, contentísimo. Sé que esto, a lo mejor, no es hasta final de Liga, pero cada día hago mi trabajo e intento dar lo máximo. Unas veces saldrá mejor y otras peor porque este año no estoy a un ritmo alto ni al que debería estar, pero no sé por qué puede ser. Igual es por llevar tanto tiempo parado. Lo que tengo claro es que estoy en el buen camino para mí y para el equipo".

. jliglesias@elcorreogallego.es

LAS FRASES

"No me agobiaba por ser titular, lo único que quería era jugar y tener mi oportunidad como los compañeros"

"El contragolpe es nuestra arma perfecta porque contamos con jugadores que matan a cualquiera"

"El equipo termina la semana cansado o cargado, pero llega el domingo y la gente corre como si nada" .