El Correo Gallego

Deportes » Fútbol

FÚTBOL

La SD cae en Ordes, pide a gritos un hombre gol y hoy visita A Illa

El Compos perdió en Vista Alegre por 0-1 en el redebut de Jesús Torres // Baleato usó el mismo once una hora y acabó utilizando a 18 fubolistas // Resultó un choque muy trabado

REDACCIÓN • SANTIAGO   | 16.08.2009 
A- A+

Kelvin, a la izquierda, cae ante un rival en el encuentro en el campo de Vista Alegre en Ordes

Derrota del Compostela en Vista Alegre. Por 0-1 (minuto 10) pero derrota frente al Órdenes de la Tercera División. El cuadro que dirige Baleato volvió a evidenciar que le falta gol... y el gol hay que comprarlo. Se impone un delantero, aunque el presidente Caneda dice que ya está en ello. Falta hará para competir en el grupo de la muerte de la Segunda División B. Claro que la cosa pudo terminar ayer en empate si el colegiado hubiese concedido un gol a Jesús Torres al rematar un córner que los jugadores blanquiazules aseguran que traspasó la línea. Así que el jugador de Caldas, en su redebut en la esedé, se estrenó con gol fantasma, que queda todavía más exótico que debutar con gol.

Baleato había avisado de que iba a dar más minutos a un grupo concreto para ir perjeñando el once de cara a la Copa del próximo miércoles 26 y alineó de comienzo a Pablo, una línea de cuatro con Ángelo por un costado, Chapi y Toño como gladiadores del centro de la zaga y Jimmy en el lateral contrario. Un medio campo con los habituales mariscales Mariño y Claudio, falnquados por Miguel Centrón e Iván y con Petter y Kelvin como estiletes. Esto para abrir boca.

A falta de media hora de juego en un Vista Alegre con alrededor de 800 espectadores, Chus Baleato hizo un cambio en la tropa dando entrada de una tacada a Jesús Torres, que redebutaba, así como al que fue compañero suyo en el ciudad, Gonzalo, además de Adrián, Catú y el uruguayo Seba. Faltando diez minutos, Pablo Rodríguez y Rego fueron los últimos en pisar el césped, una hierba que no olió el último en llegar, Sekou Touré. El liberiano, que según explicó en la edición de ayer de EL CORREO Caneda estuvo seis meses sin jugar, sin actividad, como medida para venir a España, está aún lejos de la forma física. Debe hacer pretemporada. Partiendo de cero.

El choque en casa del Órdenes resultó muy bronco, muy trabado, con constantes faltas locales que convirtieron el juego en muy discontinuo. ¿Ocasiones? Ojalá. La SD apenas creó peligro, y cuando lo hizo fue apoyándose en el balón parado, por medio de Chapi, hasta que fue expulsado junto con un contrario. Kelvin también apareció con algo de peligro. Pero no hubo goles. Y la SD lo necesita como el comer. Hoy, nuevo amistoso. Esta vez en A Illa frente al Céltiga a las 19.30 horas. Y cuenta atrás para el martes 18, cuando el Celta visita San Lázaro.