El Correo Gallego

Deportes » Fútbol » Fútbol 2ª B

FÚTBOL // SEGUNDA DIVISIÓN B

El Compostela pierde el tren

Un desconocido equipo sucumbió merecidamente ante un Izarra que aprovechó bien sus opciones y los muchos regalos de los locales // Dos goles, en tan sólo cinco minutos, tumbaron a una SD nerviosa, apática y sin recursos

JOSÉ LUIS IGLESIAS • SANTIAGO   | 15.02.2010 
A- A+

Compostela 0
 
CD Izarra 2
Pablo | Trovo | Toño | Catú | Jimmy | Mariño (58') | Claudio | Iván | Centrón (52') | Tiko Messina | Sestelo (52') | (52') Gonzalo | (52') Petter | (58') Faneca Diego | Aguinaga | Ardanaz | Álvaro Corral | Etxarri | Ziganda (75') | Guembe | Palacios | Koeman | Ederra (78') | Conget (42') | (42') Lerma | (75') Satrústegui | (78') Maxi
Árbitro: Becerril Gómez (Castellano-leonés). Amonestó a Toño, Centrón, Claudio, Etxarri, Conget, Aguinaga y Satrústegui.

Goles: 0-1, min. 50: Koeman. 0-2, min. 55: Jimmy, en propia puerta.

Campo: Municipal de San Lázaro con las entrada más pobre del año (400).

El compostelanista Iván, a la derecha, pugna por el balón con Guembe del Izarra, ayer, en San Lázaro

Aunque las matemáticas no lo demuestran así, el sentido común nos dice que desde ayer el Compostela ya puede ir pensando en la temporada que viene. La derrota ante el CD Izarra, equipo que le precede en la tabla -ahora ya con diez puntos y el golaverage- hace pensar que la posibilidad de lograr la permanencia será todo un milagro.

Los pocos aficionados que acudieron ayer al estadio de San Lázaro -la peor entrada de la temporada- pudieron comprobar con sus propios ojos como su equipo fue una caricatura y perdió merecidamente ante un rival que demostró su clasificación, aunque ayer fue el menos malo de los dos.

Pedía Fabiano, en las jornadas previas, paciencia a sus jugadores para ganar el primer encuentro en casa. Sin embargo, sus pupilos se lo tomaron demasiado al pie de la letra. En una mañana fría, que animaba a correr, la SD se tomó el partido con excesiva tranquilidad. O, al menos, esa fue la sensación que dieron.

Cuando todos esperaban a un Compos agresivo y que saliera con descaro nos encontramos con un equipo tímido y, por momentos, falto de ambición. Fabiano eludió en la sala de prensa a la responsabilidad, a los nervios. Y uno se pregunta ¿qué responsabilidad? si peor no se puede estar. De perdidos, al río.

El primer disparo a portería del Compostela se produjo en el minuto 36, cuando Sestelo remata al lateral de la red de la portería defendida por Diego una jugada hilvanada de la SD. Es decir, muy poco bagaje para un equipo que no le valía otro marcador que la victoria. Unos y otros jugaron a no perder y eso se tradujo en un partido táctico en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Aunque lo peor estaba por llegar tras el descanso. Cuando todos esperaban cambios, teniendo en cuenta que en el banquillo estaban jugadores como Petter, Gonzalo, Faneca o Sergio, el técnico local quiso darle un voto de confianza al equipo inicial. Pero ni con esas. Al contrario, la defensa, la línea más segura y regular de la SD en esta temporada, se contagió del resto de compañeros y con cinco minutos desastrosos le puso la victoria en las manos de un Izarra que sin creerlo se puso con un 0-2 que a la postre fue definitivo.

Los cambios tampoco dieron el efecto esperado por Fabiano y la segunda parte se convirtió en un querer y no poder. La imagen de impotencia fue total. Ni la casta de Trovo y las ganas de Iván fueron suficientes para contagiar al resto de compañeros para intentarlo. Por contra, el Izarra, con el paso de los minutos se fue sintiendo más cómodo sobre San Lázaro y bien pudo aumentar la cuenta. Koeman, Ederra tuvieron en sus pies la oportunidad, pero unas veces por errores propios y en otras por las paradas de Pablo lo impidieron.

En fin, una derrota más en San Lázaro que tiene una lectura muy negativa. El Compos perdió el tren de la salvación.

jliglesias@elcorreogallego.es

NO ARROJA LA TOALLA

El técnico local, a pensar en el Lemona

Nadie entiende como el Compostela puede pasar de hacerlo bien en Pasarón a mostrar una cara tan mala ante un rival directo como el Izarra. El propio entrenador se extraña de estos cambios. "Son tan radicales de un domingo a otro que no entiendo que nos puede pasar".

Ni la temperatura que reinó en San Lázaro ayer invitó a los jugadores a correr. Fabiano también lo entendió así, pero alegó que eso se debe a "la responsabilidad, que nos llevó a ver a la gente muy nerviosa, sin ideas y así están las cosas". Ahora bien, el preparador local confía en que el golpe moral recibido sea definitivo. "Hoy sí estamos mal, pero mañana tenemos que pensar ya en el próximo partido. Si nos guiáramos por esos detalles también habría que pensar que el partido de Pontevedra nos llevaría a ganar al Izarra y ya ver", aseguró el entrenador de la SD .

Las frases

Fabiano Soares Técnico de la SD Compostela

"La obligación de ganar nos está pesando y la gente ha salido al partido muy nerviosa, sin ideas y así..."

Javier Serrano Entrenador del CD Izarra

"El partido ha estado en todo momento controlado por nosotros y hemos merecido la victoria"