Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Lunes 22.12.2014  | Actualizado 00.00 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Elecciones
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Sangría para el PP en Lugo y remontada de socialistas y nacionalistas

M.C. • SANTIAGO   | 29.05.2007 
A- A+

La provincia de Lugo dio la sorpresa con la pérdida de la Diputación, que Cacharro deja en manos de socialistas y nacionalistas, sin que Barreiro, el que fuera competidor de Núñez Feijóo en la sucesión de Fraga, haya conseguido mantener uno de los gobiernos provinciales considerado, junto con Ourense, como uno de los graneros de votos del PP gallego. Los populares sólo han conseguido incrementar el número de votos en ocho municipios lucenses. En el resto, la sangría de 16.631 papeletas les ha hecho perder ochenta y cuatro concejales. En Negueira de Muñiz, un pueblo con un censo de 184 votantes, el candidato del PP no consiguió ni un solo voto, aunque en 2003 la candidatura popular sólo arrastró 33 votos.

A pesar de que los socialistas han perdido la mayoría en la capital de la provincia, uno de sus emblemas, capitaneado por Orozco, el PSdeG ha conjurado la creencia del voto prisionero en las provincias del interior y ha conseguido cincuenta y cinco concejales más que en 2003. La marea de Touriño comienza a invadir la sierra oriental de Lugo, donde el PSdeG mantiene sus alcaldías y añade las de A Pontenova, donde el PP pierde la mayoría, Navia y Becerreá.

En la costa lucense, los socialistas han reforzado posiciones en Viveiro y en Ribadeo han perdido un concejal, que gana el BNG y que, al invertir la proporción de la coalición, podría dar a los nacionalistas su segunda alcaldía en la provincia.

Tampoco las polémicas urbanísticas de Foz han afectado al gobierno municipal socialista que, aunque pierde fuerza, podrá seguir adelante en coalición con los nacionalistas. En total, el PSdeG podrá pactar en 15 concellos de la provincia. En otros doce tiene asegurada la mayoría absoluta.

El BNG mantiene su isla en el centro de la provincia: la gestión del alcalde nacionalista de Monforte ha sido bendecida con cuatro nuevos concejales que le aseguran en el sillón de regidor municipal.

Al igual que los socialistas, el BNG ha sido otro de los grandes beneficiados en una provincia donde los movimientos sísmicos se han trasladado al mapa político.

Los nacionalistas han contabilizado 4.629 votos más que en las municipales del año 2003 y doce concejales que se incorporan por primera vez a las corporaciones lucenses. Sin embargo, su presencia desaparecerá en un buen número de concellos entre los que se encuentra O Courel, Guitiriz, Guntín, Monterroso o Palas de Rei.

 

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS