El Correo Gallego

Noticia 163 de 1295 noticia anterior de Concello de Santiago de Compostela Galicia » Axenda municipal » Concello de Santiago de Compostela

La Selva Negra pasa de finca de recreo privada a parque público

Se arrancaron las especies invasivas y se plantaron árboles autóctonos // Está situada en el Monte Pedroso y estará unida a la Granxa do Xesto

CARLOS DEAÑO SANTIAGO   | 24.03.2011 
A- A+

Antonio Hernández
EL PARQUE cuenta con una fuente monumental de piedra
FOTO: Antonio Hernández

Está documentada la existencia de la Selva Negra, como finca en el siglo XVII, cuando era de titularidad pública. Después fue privada, propiedad de la familia Daporta, durante muchos años y, finalmente, en 2007 el Consorcio de Santiago se la compró a los herederos.

A partir de ahí se iniciaron unos trabajos de acondicionamiento en estos terrenos, consistentes en la eliminación de las especies invasivas existentes en ella y la repoblación con especies autóctonas, tanto arbóreas como arbustivas. También se acondicionaron los caminos y los muros.

El alcalde, Sánchez Bugallo y la concejala de Medio Ambiente, Elvira Cienfuegos, visitaron ayer estos trabajos, cuya segunda fase está a punto de finalizar. No se descarta realizar nuevas intervenciones, pero siempre que se consiga financiación.

Por ejemplo, se trataría de finalizar la recuperación de los muros de piedra que existen en diversas partes de la finca, y que miden más de dos kilómetros, y la plantación de nuevas especies. De momento se han retirado algunas como los eucaliptos y las acacias, y se han sustituido por especies autóctonas, como el carballo. También se ha realizado el tratamiento de las cepas de estas epecies invasivas para evitar que rebroten, y se ha saneado la carballeira existente.

Según explicaron, se trata de la primera experiencia de sustutición masiva de eucaliptos por árboles autóctonos que se lleva a cabo en Galicia. Asimismo, también se ha realizado un tratamiento selectivo de los matorrales, para potenciar las especies ya implantas, y proceder posteriormente a la implantación de nuevas frondosas, micorrizadas, con lo que se facilita el crecimiento de los ejemplares ya plantados, y también la futura presencia de setas en la zona.

Elvira Cienfuegos recordó que el parque aún en los tiempos en los que fue una finca privada fue un lugar frecuentado por los compostelanos, y que ahora se pretendía incrementar este uso. Para ello, además del acondicionamiento de los caminos, también se han colocado señales informativas en las que además de orientación también se ofrecen datos de la fauna y la flora existentes en la zona, e incluso historias de los propietarios.

Por ejemplo, recordó el alcalde, que en la zona existía una casita que fue construida por el propietario para organizar meriendas los fines de semana, y para que su esposa, una mujer de gran cultura, pudiera descansar y tocar el piano rodeada de naturaleza allá por la década de 1960.

Natural. Cienfuegos explicó que la concepción de este parque era completamente diferente a las zonas verdes "domésticas" del centro urbano, ya que en el Pedroso se había optado por un modelo en el que tuviera mayor protagonismo la naturaleza.

De hecho, además de la citada cabaña, la única construcción con la que cuenta el parque de A Selva Negra es una fuente de piedra con dos caños, de considerable antigüedad. En ella, además se conserva una inscripción que todavía está por clarificar, y que se espera aprovechar los trabajos de rehabilitación de la misma para tratar de descifrarla.

local@elcorreogallego.es

LOS DATOS

Superficie La Selva Negra ocupa 22 hectáreas, y es uno de las tres áreas que conforman el monte Pedroso. Las otras dos son el parque de Granxa do Xesto, que ocupa otras diez hectáreas, y el parque forestal, también de titularidad municipal, pero gestionado por la Administración autonómica.

 

Inversión En esta segunda parte de los trabajos se invirtieron 400.000 euros. Previamente el Consorcio había adquirido en 2007 la finca a los propietarios por un importe de cuatro millones de euros. Los trabajos también se financiaron con cargo a los fondos del Consorcio.

 

Agua En la Selva Negra se conserva un humedal en una oquedad formada por una antigua cantera. Asimismo, cuenta con una fuente de piedra de la que brota agua todo el año. Un canalización antigua la conduce hasta el Sarela.