El Correo Gallego

Noticia 12 de 40 noticia anterior de Galicia Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

informe

La fundación de Aznar, contra la normalización del gallego

La Faes tacha el proceso histórico de implantación de nuestra lengua de "experimento" // Afirman que "el idioma de prestigio desde el siglo X es el castellano"

E.P. • SANTIAGO
A- A+

La FAES tachó la normalización del gallego de "experimento" ante el que "se inmolan" la educación y el derecho individual Un informe considera la política lingüística "la última de las extravagancias que atraviesa la historia de España" .

Un documento de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), presidida por el ex presidente del Gobierno José María Aznar, tacha el proceso histórico de normalización del gallego de "experimento" ante el que "se inmolan la educación, la política cultural, los derechos individuales y el sentido común".

Según considera el documento, difundido en la serie 'Papeles Faes' y elaborado por el filólogo clásico y profesor de Lengua Española y Literatura Andrés Freire, la política de normalización lingüística de la Comunidad gallega "es la última de las extravagancias que atraviesa la historia de España".

En el documento, recogido por Europa Press, Freire pone de relieve que este proceso llevado a cabo "en los últimos 30 años" ha "puesto en entredicho" el "fenómeno de expansión" del castellano que --desde la época de Alfonso X-- "se convirtió en la lengua de prestigio" a lo largo de la Península Ibérica.

"La ignorancia de algunos y el interés de otros han aunado esfuerzos para revertir este proceso de siglos con la excusa de que estamos ante una anormalidad resultante de un supuesto 'imperialismo castellano'", indica Freire en su trabajo.

"Esta política, inusitadamente denominada 'normalización' es la última de las extravagancias que atraviesa la historia de España", sostiene el documento.

EL DATO

Una neolengua

El informe apunta que "el diferencialismo" que se buscó propició una evolución que desembocó en una 'neolengua' "usada para las ceremonias y los actos públicos, pero que se abandona una vez que las cámaras no enfocan", subraya el estudio de FAES .