El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

menores en protección

El 47 % de jóvenes tutelados salta a la vida adulta en situación precaria

Tasas de abandono educativo del 75% y una enorme disparidad territorial debilitan la función del sistema de protección de menores como reequilibrador real de oportunidades

Convivencia en una de las viviendas del programa Mentor de apoyo a la emancipación.  - FOTO: : Igaxes3
Convivencia en una de las viviendas del programa Mentor de apoyo a la emancipación. - FOTO: : Igaxes3

ROCÍO LIZCANO SANTIAGO  | 17.02.2017 
A- A+

Sostiene J. Palacios que “la familia es el ambiente óptimo de adaptación previsto por la especie humana para sus miembros más pequeños y vulnerables; el medio que mejor responde a su prolongada dependencia, a sus variadas y muy personales necesidades de cuidado, afecto y estimulación”. Sin embargo, en ocasiones, las familias atraviesan circunstancias, temporales o permanentes, que las incapacitan para asegurar el bienestar del menor. Cuando la intervención para reconstruir condiciones de seguridad en el hogar fallan, la Administración asume la protección del niño, con el objetivo de romper la cadena de riesgo y reequilibrar las oportunidades de cada uno de esos menores de cara a una vida adulta completa, con problemáticas y opciones parejas a las de cualquier persona que ha crecido en su núcleo familiar.
Sobre el grado de consecución de ese reto versa el estudio Jóvenes que construyen futuros. De la exclusión a la inclusión social, una investigación de diagnóstico y acción elaborada por cinco universidades españolas –entre ellas la Universidade de Santiago– y seis organizaciones del tercer sector que trabajan con la infancia en situación vulnerable –coordinadas por Igaxes3, responsable del programa Mentor de acompañamiento a jóvenes tutelados vigente en la comunidad gallega–. El 46,9 % de estos chicos, concluye el estudio, da el salto a la vida adulta en situación de precariedad, una realidad agravada por la falta de colchón familiar, la fragilidad de las redes de apoyo y la persistencia de ideas erróneas, y es que, apunta Carlos Rosón, director de Igaxes3, “hay que recordar siempre que son chicos que están en el sistema para que se les proteja, no porque ellos hayan hecho algo, sin embargo, todavía escuchamos cosas como ‘¿cómo es que estás en un centro si tú no tienes cara de mala?’”. 

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt