El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

datos del INE

Se acentúa la caída demográfico en Galicia a causa de la crisis

El año pasado nacieron en la comunidad gallega 21.113 personas y fallecieron 31.161, lo que arroja un saldo negativo de 10.048 personas, el peor de España

SANTIAGO. EFE  | 18.06.2013 
A- A+

La crisis demográfica empeora en Galicia, que registró en el pasado año una nueva reducción del 2,2 por ciento del número de nacimientos y se situó como la comunidad española con peor saldo vegetativo en 2012 al computar un total de 10.048 defunciones más que nacimientos, la mayor diferencia del conjunto de autonomías, seguida por Castilla y León.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), Galicia computó en 2012 un total de 21.113 nacimientos frente a 31.161 defunciones. Asimismo, se constata un descenso progresivo de los nacimientos desde 2010, aunque hay un repunte con respecto a los 19.418 registrados en el año 2000 o los 21.097 de 2005. En cuanto a las muertes,  hay un aumento constante y el dato de 2010 fue de 29.749.

Sin contar con quienes dejaron la comunidad en busca de empleo, Galicia no sólo mantiene, sino que agudiza su saldo vegetativo negativo. Junto a ella, en otras cinco comunidades murieron más personas que las que nacieron: Castilla y León (-9.417), Asturias (-5.643), Extremadura (-1.780), Aragón (-1.778) y Cantabria (-796). Por el contrario, el resto de las autonomías constatan saldos positivos, desde las 93 personas de País Vasco a las 25.293 de Madrid.

La ciudad autónoma de Melilla y la comunidad de La Rioja son las únicas que registran un incremento de nacimientos en 2012, mientras que el resto de comunidades tienen una variación negativa. De todas ellas y, pese a tener el peor saldo vegetativo, Galicia (con un 2,2 por ciento) registra una de las bajadas menos pronunciadas de nacimientos, junto con Asturias (1,8 por ciento), Canarias (1,1 por ciento) y Navarra (0,2 por ciento).

En el conjunto de España, el número de nacimientos, que alcanzó el máximo de los últimos 30 años en 2008 (nacieron 519.779), no ha parado de reducirse desde entonces y a medida que iba avanzando la crisis económica, hasta acumular una caída del 12,8 por ciento en los últimos cuatro años, según la estadística de Movimiento Natural de Población.

El crecimiento vegetativo de la población residente en España (nacimientos de madre residente menos defunciones de residentes) se redujo un 42,9% en 2012 hasta situarse en 48.488 personas. Este saldo no se situaba por debajo de las 50.000 personas desde el año 2001, conforme la estadística oficial.

El INE se refiere al incremento de defunciones como "evolución excepcional" y atribuye su origen a "un incremento coyuntural de las defunciones en los meses de febrero y marzo", en los que el número de decesos superó en un 29,2% y en un 13,6%, respectivamente, a los registrados en los mismos meses de 2011. En consecuencia, la tasa bruta de mortalidad se situó en 8,6 defunciones por mil habitantes, frente a los 8,4 de 2011. La de mortalidad infantil se mantuvo en 3,1.

Asimismo, la esperanza de vida de los ciudadanos al nacer se redujo "ligeramente" hasta los 82,2 años, pero sólo hubo contracción entre las mujeres, que pierden 0,2 años situando su esperanza en la edad de 85, mientras la de los varones se mantiene en 79,3. Según el INE, una persona que alcance los 65 años esperaría vivir, de media, 18,4 años más si es hombre y 22,4 más si es mujer.

NACIMIENTOS Y NOMBRES FAVORITOS

Los datos publicados por el centro estadístico, evidencian que las provincias de A Coruña y Pontevedra son las que registraron en 2012 un mayor número de nacimientos (9.012 y 7.923, respectivamente) frente a los 2.247 de Lugo y a los 1.931 de Ourense. Por ciudades, Vigo, con 2.566, y A Coruña, con 2.105, acumulan el mayor número de nacimientos seguidas de Lugo (964) y Santiago (907). Ourense suma 871 y Pontevedra, 744.

Asimismo, de los 21.113 bebés que nacieron en Galicia el pasado año, un total de 1.567 tiene madre extranjera.

En cuanto a los nombres preferidos para los recién nacidos gallegos, otro estudio del INE constata que en 2012 un total de 421 niños recibieron el nombre de Hugo; 375 el de Mateo; 352 el de Martín; y 334 el de Pablo. Asimismo, 354 niñas recibieron el nombre de Noa, 352 el de Sara, 348 el de Lucía y 300 el de Daniela. Un total de 202 padres optaron por el tradicional nombre de María.

DEFUNCIONES POR PROVINCIAS

En el apartado de defunciones, los datos demográficos del INE muestran que 12.109 muertes de las más de 30.000 registradas en Galicia tuvieron lugar en A Coruña; 9.175 en Pontevedra; 5.107 en Lugo; y 4.771 en la provincia de Ourense.

El instituto estadístico evidencia que se produjeron 10 defunciones de nacidos que vivieron menos de 24 horas y un total de 56 muertes fetales tardías.

MATRIMONIOS

Asimismo, según los datos publicados este martes, la Comunidad registró 9.562 matrimonios en 2012, de los que el 60,9 por ciento --5.828-- se formalizaron mediante la vía civil; 3.598 lo hicieron por el rito católico; 40 por otra religión; y en otros 96 no consta la fórmula elegida por los contrayentes.

Por provincias, A Coruña y Pontevedra ostentan el mayor número de uniones (4.371 y 3.224, respectivamente), frente a los 1.042 de Lugo y los 925 de Ourense. Asimismo, de los 9.562 matrimonios formalizados en Galicia, 880 tienen al menos un cónyuge extranjero.

En el conjunto del Estado, se revela que el año pasado se incrementaron los matrimonios un 3,4 por ciento hasta los 168.835, lo que rompe la tendencia decreciente iniciada en el año 2005, empujada por un aumento del 8,7% en las bodas civiles. Un 2,3 por ciento de los enlaces celebrados fueron entre personas del mismo sexo y la tasa bruta de nupcialidad aumentó hasta 3,6 matrimonios por mil habitantes.

Asimismo, se mantuvo al alza la tendencia en la edad media del matrimonio, que alcanzó el año pasado los 36,2 años para los varones y los 33 para las mujeres. Si se observan sólo los primeros matrimonios, las medias están en 33,8 y 31,6 años, respectivamente. En un 17,8 por ciento de los celebrados entre heterosexuales al menos uno de los contrayentes era extranjero.