El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Lei do Solo

La Administración podrá forzar la venta de casas en ruinas

Es una de las medidas de la nueva Lei do Solo, que hoy ha sido analizada en los Foros del Correo Gallego// El comprador tendrá que rehabilitar

Algunos de los ponentes del Foro A recuperación da paisaxe galega como motor de desenvolvemento - FOTO: RAMON ESCUREDO
Ver galería
Algunos de los ponentes del Foro A recuperación da paisaxe galega como motor de desenvolvemento - FOTO: RAMON ESCUREDO

SABELA ARIAS SANTIAGO   | 13.10.2014 
A- A+

La Administración podrá forzar la venta de inmuebles en ruinas cuyos propietarios no puedan o se nieguen a afrontan las obras de edificación o rehabilitación. La imposición de la venta forzosa de inmuebles es una de las novedades que la Xunta establece en la nueva Lei do Solo, cuyo anteproyecto podrá ser consultado desde hoy en la página web de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras (www.cmati.xunta.es).

La nueva Lei do Solo -la undécima en doce años y con la que la Xunta pretende dar por fin estabilidad a la legislación urbanística- ha sido precisamente hoy el tema de análisis en una nueva edición de los Foros del Grupo Correo Gallego. Bajo el título A recuperación da paisaxe galega como motor de desenvolvemento, la cita ha tenido lugar en el Hotel Monumento San Francisco desde las diez de la mañana, hora en la que tuvo lugar la inauguración, a cargo del vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda.

Después ha sido la secretaria xeral de Ordenación do Territorio e Urbanismo, Encarnación Rivas, la que ha dado todos los detalles de la nueva norma, que el pasado jueves pasó el primer corte al ser aprobado el anteproyecto en el Consello de la Xunta.

Actuar con contundencia para erradicar el feísmo urbanístico del paisaje gallego y hacer que éste siga siendo una de las principales señas de identidad de Galicia será uno de los grandes objetivos de la nueva ley. Para ello, una de las novedades que se introducen es el deber de rematar el exterior de las edificaciones y acabar con las miles de casas esparcidas por toda la comunidad que se han quedado con las paredes de ladrillo. La Administración podrá así dictar órdenes de ejecución de obras necesarias para que se finalicen las construcciones o para mantener las condiciones de salubridad. En caso de incumplimiento habrá ejecución subsidiaria o forzosa, mediante la imposición de multas: se empezará con una sanción de mil euros el primer trimestre, se doblará en el segundo, y después se sumarán dos mil euros por cada trimestre de incumplimiento. Y así hasta llegar a los 25.000 euros.

La norma que ha pergeñado el equipo de la conselleira Ethel Vázquez incluye también la creación de un registro de solares y construcciones en ruinas sobre las cuales las medidas de ejecución forzosa hayan resultado ineficaces. Este registro será obligatorio en las ciudades de más de 50.000 habitantes y tendrá como finalidad la venta forzosa de los inmuebles inscritos. Los compradores deberán iniciar o continuar las obras de edificación o rehabilitación.

La idea de la nueva Lei do Solo es que las instalaciones o construcciones se tengan que adaptar a su entorno, no al revés. Y en este sentido, el anteproyecto introduce también ciertas obligaciones, que deberán ser incorporadas a los planes xerais de ordenación urbana. Así, en los lugares de paisaje abierto o natural no se permitirán construcciones que limiten el campo visual. Las construcciones, además, no podrán romper la armonía del paisaje. La altura máxima se fijará en función del largo de las vías y espacios libres. Los colores tendrán que ser los tradicionales. Las formas y los materiales serán acordes con el paisaje y construcciones del entorno. Quedarán prohibidos los tendidos aéreos.

CONTRA LA DISPERSIÓN

Más límites al suelo urbanizable

••• La nueva Lei do Solo impedirá clasificar así nuevo suelo urbanizable y ampliar los núcleos rurales cuando ya existan otras edificaciones en suelo urbano o núcleo delimitado que estén sin habitar y que sean susceptibles de rehabilitación.

••• En suelo rústico, la ley en vigor impide nuevas construcciones, excepto las vinculadas a la explotación racional de los recursos naturales o las que no puedan tener otra localización, como granjas, silos o cementerios. La nueva norma autoriza otros supuestos de obras en suelo rústico, siempre que se trate de rehabilitación de edificaciones anteriores a 1975.

LOS PONENTES

Los cambios normativos La secretaria xeral de Ordenación e Territorio, Encarnación Rivas, será la encargada de explicar los cambios que introduce la nueva ley. Intervendrá a partir de las 10.30.

La rehabilitación A partir de las once, el director xeral del IGVS, Heriberto García Porto, será el siguiente ponente. Hablará, a partir de las once, sobre 'A recuperación do construído: actuacións públicas en materia de rehabilitación'.

Cosa de tres El exalcalde y arquitecto Xerardo Estévez pronunciará una ponencia bajo el título 'A paisaxe é cousa de tres'. Su intervención comenzará a las 11.30 horas.

Nuestro reflejo A partir de las 12.30, el foro del Correo incluye una mesa redonda sobre 'A paisaxe como reflexo do que somos'. Internvendrán Antonio Maroño, Isabel Aguirre, Juan Mario Crecente y Manuel Borobio, moderados por José Á. Oreiro. Clausuará el evento Encarnación Rivas.

LA CIFRA

174

ARTÍCULOS PARA UNA LEY MÁS SENCILLA Si el anteproyecto que ha preparado la Consellería de Territorio sale adelante tal y como ha sido presentado, la nueva Lei do Solo tendrá 174 artículos, un 25% menos que la actual, que incluye 237. Se pretende con ello facilitar la interpretación de la norma.