El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

campus

Casares Long culpa al rector del fracaso de los estatutos

El opositor de Barro cree que la alta abstención que abortó el proceso se debe a la desmotivación provocada "por tratar de que non funcione" el claustro

I. C. • SANTIAGO   | 04.12.2009 
A- A+

"Todos sentimos que algo fallou, pero non se pode botar balóns fóra, o reitor debe asumir a súa responsabilidade". El opositor del rector de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) Juan Casares Long achacó ayer la alta abstención en la votación del proyecto de estatutos en el claustro de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) a la "desmotivación" que, a su juicio, vive la comunidad universitaria debido al gobierno de Senén Barro. "Á xente non se lle motiva tratando de que non funcionen os órganos de goberno", dijo en referencia al claustro.

Casares Long acusa a Barro de haber dejado hasta última hora el abordaje de los estatutos en el claustro y recalca que el rector es el presidente de este órgano y que, por tanto, es responsable de lo que suceda en él. La lectura de Casares Long es similar a la de Universidade Aberta (UA). Este colectivo, que hace unos meses abandonó el gobierno de la USC tras una crisis entre socios, también interpreta que la baja participación que abortó el proyecto de estatutos adaptados a la reforma de la LOU como una muestra de falta de liderato por parte del rector. UA también señala como un supuesto signo de debilidad del rector que su grupo, la Plataforma Universitaria Progresista (PUP) no votase al unísono el proyecto de estatutos.

Pero el proyecto no emanaba del rectorado, sino de una comisión especial constituida por miembros de la comunidad universitaria de distintas sensibilidades. La PUP justifica que no diese una recomendación de voto a los suyos porque advierte de que el texto definitivo era "mellorable" y que entre sus filas había distintos pareceres que merecían ser respetados. Y coincide además con el rector en la crítica a los claustrales que no participaron en la votación.

Menos de la mitad de los 280 miembros del claustro emitieron su opinión en urna, impidiendo por completo la aprobación de los estatutos, que necesitan la mayoría absoluta del censo total de esta cámara de representación universitaria.