El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Compás de espera y críticas de Casares ante la crisis

26.03.2009 
A- A+

Mientras el rector de la USC, Senén Barro, se da un compás de espera para resolver la crisis provocada por la dimisión de los vicerrectores de su equipo de gobierno pertenecientes a Universidade Aberta (UA), Juan Casares Long, que fue su antagonista en las urnas en el anterior proceso electoral, lamentó ayer la situación creada por la ruptura del pacto entre Barro y UA.

En una carta abierta a la comunidad educativa, a la que tuvo a­cceso este diario, el responsable del departamento de Ingeniería Química de la USC asegura que se ha abierto "un largo proceso preelectoral, a los tres años de lo que siempre pareció ser una alianza de conveniencia para compartir poder, que no para fijar un nuevo rumbo a una universidad que camina lejana de sus dirigentes, incrementando sin pausa la distancia entre los gestores y todos los colectivos universitarios". Juan Casares -quien lideró un grupo de independientes que se enfrentó electoralmente a Barro, y que obtuvo el cincuenta por ciento de los votos directos válidos en las últimas elecciones a rector- tal y como recuerda en su escrito, explica que tanto el rector como Lourenzo Fernández Prieto, el vicerrector que provocó la crisis con su dimisión, deberían explicar por qué dieron su visto bueno al plan de financiación, "sin rechazarlo ninguno de ellos", cuando "era manifiestamente insuficiente para nuestra universidad". Las críticas de Juan Casares Long se extienden, además, a la falta de un debate serio en estos tres años "sobre la reforma radical de los planes de estudio que formalmente deben homologarnos con los países de nuestro entorno y hablar ahora de que los estudiantes malinterpretan". El profesor de Ingeniería Química alude, igualmente, a lo que califica de "política de investigación monolítica", mantenida por el ahora roto equipo de gobierno. Casares se pregunta también por la ejecución de las infraestructuras prometidas y por la marcha de "la arriesgada aventura de inversión a través de la promoción inmobiliaria del antiguo hospital de Galeras" .