El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

LA SALUD MENTAL EN EL SERGAS

Conxo, el último psiquiátrico

Será el único que sobreviva a la reestructuración de la Xunta//El proceso de externalización marca un mínimo histórico de ocupación y en la actualidad son 220 los pacientes ingresados

DORMITORIO de tercera en el “hospital para alienados” de Conxo. Era 1885, Conxo ayuntamiento y los psiquiátricos, manicomios. Galicia aún se adapta a una ley de un siglo después
DORMITORIO de tercera en el “hospital para alienados” de Conxo. Era 1885, Conxo ayuntamiento y los psiquiátricos, manicomios. Galicia aún se adapta a una ley de un siglo después

SILVIA VIQUEIRA. SANTIAGO  | 01.06.2014 
A- A+

Inaugurado bajo el control de la Iglesia en 1885, el psiquiátrico de Conxo fue durante décadas el único existente en Galicia y será también a partir del año próximo el único que sobreviva a la reestructuración que está llevando a cabo el Gobierno autonómico para cumplir con la Ley General de Sanidad de 1986, que establece la total equiparación de las personas con enfermedad mental al resto de las que precisan servicios sanitarios y sociales, así como la rehabilitación y reintegración social de las mismas.
Bajo estas premisas, se cerraron en 2011 los psiquátricos de Toén (Ourense) y Castro Riberas de Lea (Lugo), mientras sus servicios y pacientes eran trasladados a los hospitales de Piñor y Calde, respectivamente. En cuanto se inaugure el nuevo hospital de Vigo, correrá la misma suerte el de Rebullón y será el Nicolás Peña el que asuma su carga. Sólo Conxo, el psiquiátrico provincial coruñés, continuará en funcionamiento. Aunque distintos colectivos vienen denunciando su progresivo desmantelamiento y advierten de un posible cierre, la Xunta siempre ha negado esta intención y, para refrendarlo, recuerda que ha renovado dos unidades de rehabilitación.

Aparte de los pacientes que han recibido el alta para regresar a sus domicilios o ser acogidos por sus familias, desde el año 2009 han sido derivadas a otros centros 79 personas que estaban ingresadas en Conxo, algunas residentes desde hace décadas y todas ellas con patologías crónicas estabilizadas, por lo que, a juicio del Sergas, necesitan más atención social que sanitaria. 

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt