El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

La cuenca del Lérez activará planes para reducir los consumos de agua

Augas exige a los concellos que se abastecen del río que fijen objetivos concretos para garantizar el suministro // El área de Pontevedra se suma a Vigo y A Coruña // La reserva de agua continúa su caída en Galicia y se queda al borde de bajar del 40%

El río Lérez a su paso por el lugar de Monteporreiro, en las inmediaciones de Pontevedra, puede cruzarse andando - FOTO: Efe
El río Lérez a su paso por el lugar de Monteporreiro, en las inmediaciones de Pontevedra, puede cruzarse andando - FOTO: Efe

MARÍA MARTÍNEZ. SANTIAGO  | 14.11.2017 
A- A+

El área de Pontevedra, y mas concretamente los concellos que se abastecen de agua procedente del Lérez, se suma a las de A Coruña y Vigo en situación de alerta especial ante la escasez de agua que, debido a la pertinaz sequía, sufre prácticamente toda la comunidad. Al mensaje de que “no hay riesgo de desabastecimiento para la población” hay que añadirle ahora un “por el momento” más que preocupante... a pesar de que transitamos por el mes más lluvioso del año.

Para evitar, o al menos retrasar, la llegada de “ese momento”, el director de Augas de Galicia, Roberto Rodríguez, reclamó ayer a los alcaldes que se adopten medidas “concretas” para ahorrar agua en los doce ayuntamientos de la cuenca del Lérez y la ría de Pontevedra tras activarse la alerta por sequía y ha ofrecido la “total colaboración” de su departamento. Rodríguez aseguró que en la actualidad el abastecimiento de agua a la población está “garantizado”, pero dado que no es “ilimitado” y como la llegada de las lluvias “no depende de las administraciones”, cada municipio debe establecer sus propios objetivos de ahorro.

El director de Augas de Galicia presidió ayer la reunión de coordinación con los doce ayuntamientos afectados por la activación de la alerta por sequía en esta comarca. Al encuentro asistieron representantes de los ayuntamientos de Pontevedra, Marín, Bueu, Vilaboa, Poio, Sanxenxo, Barro, Ponte Caldelas, Campo Lameiro, Cerdedo-Cotobade, Forcarei y A Estrada, a los que el director de Augas de Galicia les insistió en que “en la actualidad el abastecimiento a la población está garantizado”.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt

La reserva de agua continúa su caída en Galicia y se queda al borde de bajar del 40%. EP

La reserva hidráulica en Galicia continúa su caída en la última semana y se queda al borde de bajar del 40% en el conjunto de embalses de Miño-Sil y Galicia-Costa.

Según datos hechos públicos este martes por el Ministerio de Medio Ambiente, las reservas en los embalses gallegos se encuentran al 40,65% en su conjunto, más de un punto por debajo del 41,85% de la semana anterior.

En concreto, el agua en los embalses de Miño-Sil desciende ya hasta el 38,6% de su capacidad, frente al 39,3% de la semana anterior, tras perder 19 hectómetros cúbicos en siete días hasta quedarse en 1.171.

A la hora de analizar la sequía en Miño-Sil basta con ver que supone un 21,3% menos que las reservas de la misma semana de 2016, así como un 29% por debajo de la media de la última década (es de 1.655 hectómetros cúbicos).

Por su parte, Galicia Costa se encuentra al 42,7% de su capacidad, con 292 hectómetros cúbicos (eran 304 siete días antes) por lo que desciende casi dos puntos frente al 44,4% de la semana del 7 de noviembre.

En Galicia Costa el agua embalsada es un 15% menos que en la misma fecha de 2016, así como un 28,3% inferior a la media de la última década.