El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Decisión "dolorosa" para UA y posible reducción de cargos

24.03.2009 
A- A+

Elías Torres con miembros de UA

Los vicerrectores de Universidade Aberta (UA) que ayer formalizaron su dimisión en el equipo de gobierno, quisieron visualizar su postura y convocaron un encuentro con los medios de comunicación solo horas después de las declaraciones de Senén Barro. Sin la presencia de Lourenzo Fernández Prieto, el hasta ahora cabeza visible de la plataforma, los dimisionarios quisieron dejar claro que "ya antes de su dimisión había discrepancias" con el rector. Explicaron que su marcha se produce tras la negativa de Barro a sustituir a Fernández Prieto por otra persona de la misma plataforma, "algo que fue la gota que colmaba el vaso", según explicó Elías Torres, hasta ahora vicerrector de Cultura en el equipo rectoral.

Los miembros de UA leyeron un comunicado en el que mostraban su pesar por lo sucedido. "Para Universidade Aberta eseta es una decisión dolorosa, muy dolorosa: hicimos todos los esfuerzos posibles de reorientación de un rumbo que consideramos errado". Para añadir que "partiendo de la situación grave de 2006, llegamos a donde podíamos llegar y creemos que nuestra continuidad en el actual consejo de dirección dejó de ser positiva para la USC".

Sin embargo, no desaprovecharon la ocasión para manifestar su rechazo a las declaraciones realizadas por la Plataforma Universitaria Progresista (PUP), el grupo afín al rector, en las que achacaban a la decisión unilateral de UA la actual crisis. "La reacción excluyente de PUP y la consecuente negativa del rector a relevar a Fernández Prieto por un miembro de UA supone una ruptura del acuerdo programático y culmina una larga cadena de desencuentros y unilateralidad que hace ya imposible nuestra continuidad", insistieron.

Elías Torres afirmó que Universidade Aberta realizará "una oposición programática" y adelantó que lanzarán su candidatura con el ánimo de aunar voluntades, "con consenso y para que nadie se sienta discriminado". "Creemos que nuestro conocimiento de la USC es mayor y estará al servicio, desde ya, en la búsqueda de una alternativa sostenida en los principios de apertura, diálogo y no exclusión, de modernización y excelencia", aseguró, al tiempo que destacó que "fue una honra poder servir a la Universidade de Santiago" desde su responsabilidad como vicerrectores.

La sucesión de acontecimientos desde la dimisión de Fernández Prieto hace que en algunos sectores universitarios se apunte la posibilidad de que, a partir de ahora, se reduzcan en dos o más las actuales vicerrectorías, con una redistribución de competencias y la posible entrada de caras nuevas. Barro no quiso adelantar ayer nombre alguno. "Probablemente ni él lo sepa todavía", apuntaron .