El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

JEFE DE OBSTETRICIA DEL HOSPITAL DE O SALNÉS

Dr. Emilio Cabo: “El 90% de las mujeres volverían a parir en el hospital de O Salnés”

"Tenemos un 4-6% de episiotomías y un 16% de cesáreas. El 20% de las usuarias llegan de fuera"

PATRICIA HERMIDA FERROL   | 08.09.2011 
A- A+

Emilio Cabo, Jefe de Obstetricia del Hospital de O Salnés

Cientos de mujeres gallegas sueñan con dar a luz en el hospital comarcal de O Salnés. El servicio de Obstetricia aplica desde 2008 el protocolo para el parto natural o normal, al igual que el centro hospitalario de Cee. El doctor Emilio Cabo, jefe de Ginecología y Obstetricia de O Salnés, encabeza un equipo que lucha a diario por la humanización del parto: "Lo que nos importa es el bienestar de la madre y el bebé".

¿Qué balance realiza de los tres años de este plan?

Nuestras encuestas de calidad indican que más del 90% de nuestras usuarias volverían a parir con nosotros. La gerencia se ha mostrado muy de acuerdo con este interesante proyecto, aunque tenga que afrontar un incremento de los recursos ya que muchas pacientes no pertenecen a esta área. El plan podría implantarse en otros centros gallegos. Aunque admito que sería más difícil su aplicación en un hospital de mayor tamaño, ya que se necesita un cambio de mentalidad en los colectivos. Pero en tiempos de crisis resulta más eficaz invertir en personal que en tecnología.

¿Cuántas mujeres llegan para parir desde fuera de O Salnés?

Antes de la aplicación del plan, teníamos como mucho 600 partos anuales. Ahora atendemos más de 700 y eso que desciende la tasa de nacimientos. Y de esos partos, 140 corresponden a mujeres que llegan de otras áreas sanitarias. El porcentaje representa el 20% del total. Entre enero y abril de este año, hemos tenido 180 partos del área y 46 de fuera. Y en lo que llevamos de ejercicio, ya han parido 90 mujeres más que en el mismo período del año pasado. Desde fuera, nos llegan madres de A Coruña, Santiago, Pontevedra, Ferrol, Lugo... Incluso una chica de Taiwán cuyo marido es gallego quiso parir aquí.

¿Y a qué se debe este 'boom'?

Nuestro protocolo es muy atractivo y debería implantarse en los otros centros, porque sólo busca el respeto a la parturienta. Pero con la crisis resulta más complicado. Jefes de obstetricia y matronas acuden aquí para formarse. Nuestro protocolo se inicia antes del nacimiento, cuando convocamos a los padres a una reunión para explicar cómo pueden personalizar el parto. La mujer puede dar a luz en la postura más cómoda: en la cama, sentada, en la silla de parto, en cuclillas, en el agua gracias a la bañera de dilatación, en vertical.

Casi no realizan episiotomías.

Tenemos una tasa de episiotomías del 4-6%. Dejamos que la cabeza del bebé salga sin tocarla. Tenemos un 6% de partos instrumentales, con ventosa o fórceps. Y un 12% de cesáreas, la tasa de agosto sólo fue del 8%. También hemos realizado cesáreas naturales: permitimos que el padre asista al nacimiento, sacamos la cabeza del útero y la madre puede colaborar con pequeños empujones como en la fisiología del parto vaginal. Esto ya se hace en Inglaterra desde hace diez años.

¿Y la medicalización?

Es mínima, ya que retrasamos todo lo posible el parto. Desde hace un año, las pacientes con la bolsa rota son enviadas de nuevo a su casa y no ingresan hasta 24 horas después, a no ser que vengan de fuera. La mayoría de las parturientas no quieren oxitocina, sólo el 60% piden la epidural. Así la recuperación es más rápida. Aquí trabaja un equipo formado por 10 matronas y ocho ginecólogos. La mayor parte de las mujeres paren en la sala de dilatación, que tiene una bañera analgésica. Y sólo un 50% paren tumbadas.

¿Usan la medicina natural?

Utilizamos masajes, la bañera, las flores de Bach. Hemos pedido permiso para aplicar la moxibustión: terapia que con el calor de plantas quemadas estimula puntos específicos del cuerpo, sirve como analgésico en el parto.

phermida@elcorreogallego.es