El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

La emoción de Barro, el suspenso en latín de Feijóo y el tatarabuelo rector

Parte del público siguió la ceremonia a través de pantallas en la hemeroteca y pasillos

26.06.2010 
A- A+

A. H.
Público siguiendo el acto por una de las pantallas instaladas en los pasillos
FOTO: A. H.

Frente a una pantalla casi a modo de tele en salón doméstico instalada en la hemeroteca, dos de sus rivales en las urnas, Mercedes Brea y Pilar Bermejo, seguían ayer al mediodía la toma de posesión de Juan Casares Long como rector. Laura Sánchez Piñón también observaba la ceremonia desde una de las otras dos pantallas instaladas en los pasillos de la planta superior del pazo de Fonseca, cuyo salón noble se quedó diminuto para acoger a los varios cientos de personas que confirmaron su asistencia a una ceremonia que no se salió del serio guión establecido, pero que regaló en los discursos momentos de emoción e hilaridad.

El primero en tomar la palabra fue el rector saliente, Senén Barro, que por un instante tuvo que interrumpir su discurso, tras recordar el tiempo restado a su familia en los ocho años de mandato. "A min pariume esta universidad e todo mo deu no ámbito profesional, aínda que no persoal me quitara tanto", dijo emocionado Barro, que salpicó su discurso con citas de Henry Ford, Hermann Hesse, José Antonio Marina o Einstein.

Casares optó por las letras latinoamericanas, arrancó con los versos del Hagamos un trato de Benedetti y la cerró con los de Neruda para reforzar su idea de cambio (Hoy es hoy, ayer se fue, pero hoy es también mañana). Y también evocó al espíritu del 68 que conoció al llegar a Santiago como estudiante para subrayar la función social de la universidad. "Ningunha institución fixo tanto pola adquisición dunha conciencia colectiva de Galicia como país", concluyó en este punto.

En la misma línea, Feijóo subrayó que la fue USC de "berce do autogoberno", con Fonseca como primera sede del Parlamento.

"FODEUSE A QUÍMICA". En el campo más personal, Casares homenajeó a sus antepasados, desvelando su noble linaje científico: en su árbol genealógico figuran Gil Casares y Antonio Casares Rodríguez, su tatarabuelo y rector de la USC de 1872 a 1888.

Casates Rodríguez fue la primera persona en obtener luz eléctrica mediante arco voltaico en España y su relevancia científica también la recordó Feijóo con una simpática anécdota. Cuando falleció, el alcalde de Santiago lo comunicó por telégrafo a su Monforte natal. La noticia llegó en medio de un pleno municipal en el que a alguien se le escapó un "fodeuse a química" que, previa disculpa, reprodujo el presidente de la Xunta provocando la risa del público.

Feijóo también se ganó alguna ligera censura académica desde la hemeroteca, donde a parte del sector de humanidades se le escapó algún resoplido cuando olvidó la lectura esdrújula latina en su "visión de Galicia como universitas". Pero el mensaje de fondo sonó claro y halagador: "A universidade é o reflexo onde Galicia mira o mellor de si".