El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

reforma

"Galicia no es nacionalista"

Feijóo supedita la presentación de su propuesta de reforma del Estatuto al fallo del Tribunal Constitucional sobre el texto catalán // Rechaza posibles "mimetismos" con otras comunidades y defiende una "vía gallega propia"

MONTSE CASTRO • SANTIAGO   | 28.08.2009 
A- A+

conchi paz
Feijóo, ayer, dirigiéndose a la sala de prensa de Raxoi, después de presidir el primer Consello celebrado después de sus vacaciones
FOTO: conchi paz

Retomar la fracasada reforma estatutaria que se quedó encallada en el término nación sigue siendo uno de los compromisos pendientes de Feijóo que desde ayer ya cuenta con fecha de referencia y con límites. En su comparecencia ante la prensa tras presidir el primer Consello con el que retoma su actividad, el presidente fue contundente ante la posibilidad de que su proyecto pueda rebasar el escollo y acabar incluyendo para Galicia la referencia de nación que prevé el Estatut catalán. Fecha y contenidos estarán sujetos al contenido de la esperada sentencia del Tribunal Constitucional sobre el texto catalán, aunque en la reforma de los populares habrá sello propio con propuesta a la gallega.

"Galicia no es nacionalista, mayoritariamente". Con esa explicación, saldó el jefe del Ejecutivo autonómico las posibilidades de que la comunidad autónoma pueda seguir la senda catalana si en ella se consiguen rebasar las trabas del Tribunal Constitucional (TC).

Cuando los socialistas gallegos ya han dado a conocer su intención de trasladar al Parlamento una propuesta de Estatuto en la que la sentencia también será punto de referencia, Feijóo marca ese mismo punto de inflexión para poner en marcha la maquinaria del necesario acuerdo entre las tres fuerzas políticas con representación.

Aunque desde que llegó a la Xunta el presidente ha insistido en que la reforma estatutaria no figura entre sus prioridades, ayer volvió a recordar que la sentencia del TC dejará huella, aunque advirtió de que él no es partidario de los "mimetismos". Volver a reunir a los representantes de las tres fuerzas políticas con representación en el arco parlamentario tendrá que ir aparejado con el "compromiso de apostar por una vía gallega propia".

El presidente fue explícito con sus condiciones antes de sentarse para retomar la reforma que no llegó a cuajar en la pasada legislatura, a pesar de que Touriño, Quintana y Feijóo llegaron a reunirse en Monte Pío. Ahora como presidente, Núñez Feijóo ha dejado claro que "no tenemos nada que copiar de otras comunidades" para dejar marcado ya que la aceptación del término nación que incluyen los catalanes no tiene porqué reflejarse en la reforma gallega.

Comisión

Feijóo espera que la sentencia se pueda conocer "en los próximos meses" y mientras tanto acaba de dar luz verde a la creación de una comisión que se encargará de velar las invasiones competenciales en las que pueda incurrir el Estado con alguna de sus normas. El nuevo instrumento se encargará de presentar los requerimientos oportunos para evitar la invasión en algunos temas, como ya ha ocurrido en varias ocasiones desde que el PP se hizo cargo del Gobierno.

. mcastro@elcorreogallego.es

SOSPECHAS

"¿En qué quedó la operación Muralla"?

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, no fue la única que ayer alimentó el fuego de las sospechas que el Partido Popular ha vertido sobre las escuchas y filtraciones judiciales que atribuye al Gobierno. Alberto Núñez Feijóo se unió al coro que ha comenzado a dirigir Mariano Rajoy desde las comunidades en las que gobierna el PP. El presidente de la Xunta restó importancia a la falta de pruebas que echó abajo en el Congreso las posibilidades de seguir engordando un mensaje sobre el que Feijóo dice que "lo importante es lo que digan los ciudadanos". El líder de los populares gallegos trasladó la fórmula que acuñó en pleno verano María Dolores de Cospedal y recuperó las detenciones que se llevaron a cabo en Lugo dentro de la operación Muralla que impulsó la Fiscalía provincial a mediados del año 2006 por una presunta adjudicación irregular de contratos que habría llevado a cabo la Diputación y que dio lugar a la detención de diez personas. En relación con ese caso, Núñez Feijóo abonó la tesis de su partido y después de preguntar en voz alta "¿en qué quedó la operación Muralla?", se extendió en presentar las similitudes de aquellos hechos con las "detenciones televisadas" de personas relacionas con el Partido Popular de las que se quejan desde los despachos de Génova.

El presidente recordó que la operación Muralla se llevó a cabo poco antes de que se celebrasen las últimas municipales y que se realizó con un "enorme despliegue fotográfico". Desde su punto de vista, las consecuencias se dejaron ver poco tiempo después con la pérdida de la mayoría del PP en la Diputación .

LOS DATOS

Defensa ·· El presidente salió ayer en defensa de la directora xeral de Formación, Ana María Díaz, condenada por el despido improcedente de una empleada diciendo que entre el alto cargo y la denunciante "no hubo relación mercantil ni laboral". Feijóo se aferró a la información que le proporcionó la Consellería de Traballo sobre el caso e insistió en desviar la responsabilidad a la familia de la directora xeral. "La responsabilidad es familiar, no individual", aseveró ante las preguntas sobre la conveniencia de mantener a Díaz en el cargo. Según el auto, la empleada del hogar también trabajaba como ayudante de cocina en el restaurante del padre de la directora -donde también fue despedida de modo improcedente- y se da por cierto que fue la directora quien la despidió .