El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Galicia supera las 3.600 aldeas fantasma, sin un solo habitante

La mayoría de ellas se localizan en las provincias de A Coruña y Lugo// Cada semana del año pasado se vaciaron de media dos núcleos del rural// Se doblaron en el último lustro

Aldea de Racamonde de Abaixo en Naraío (San Sadurniño) en riesgo de desaparición - FOTO: Kiko Delgado
Aldea de Racamonde de Abaixo en Naraío (San Sadurniño) en riesgo de desaparición - FOTO: Kiko Delgado

ÁNGEL ARNÁIZ. LUGO   | 09.04.2018 
A- A+

El tema puede parecer recurrente, pero los datos actualizados cada año son tozudos y demoledores y reflejan que la Galicia interior se está convirtiendo en un desierto humano.

La realidad es que Galicia pierde población de manera progresiva, pero no solo cae su censo demográfico, sino que registra una situación más grave: el vaciado de vecinos en las pequeñas aldeas y núcleo diseminados por el rural. De hecho, cada semana del pasado año, de media, dos enclaves poblacionales se quedaron sin gente, sin vida, pasando a formar parte de la lista negra de las aldeas abandonas.

Al cierre del pasado año, los núcleos vacíos en el mapa gallego sumaron 3.677, frente a los 3.562 del año anterior. Son 115 más, de acuerdo con los datos registrados en el Nomenclátor de 2017 que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es una cifra que equivale a más del doble de los registrados hace un lustro, que ascendían a 1.561.

La sangría demográfica que sufre Galicia desde hace una década se lleva por delante cada año a decenas de pequeños enclaves rurales. Envejecimiento, alta mortalidad y baja natalidad son la plaga que vacía las aldeas y los convierte en lugares fantasma, en las que ya no se oyen ni los ladridos de los perros y la única vida activa es la maleza y el musgo que invade las viviendas.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt