Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Martes 02.09.2014  | Actualizado 02.22 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

GENTE CON HISTORIA

José Álvarez: "Enseño a mis canarios a cantar en equipo, como en una coral"

Criador de canarios de timbrado español, y presidente de la Unión Ferrolana de Ornitología Después de trabajar durante años como marino, se dedicó a su gran pasión: "Criar cantores y concursar con ellos, porque me dan mucha alegría". Los entrena a diario, a base de oscuridad, luz y una buena colocación

PATRICIA HERMIDA • FERROL  | 12.12.2008 
A- A+

Tres hombres enamorados de los pájaros: el chiquillo de Kess, el ornitólogo de Dulces Cazadores y el presidiario de La fuga de Alcatraz. Las aves como símbolo de una libertad ausente. Y la ornitología como pasión humana. Porque en Galicia hay tantos forofos de los pájaros, tantos maestros del canto aviar, que incluso celebran cónclaves y eligen a sus estrellas de la temporada. Entre ellos tenemos a José Álvarez, un ferrolano tranquilo y criador de mascotas cantarinas. Su pájaro fetiche: el vivaz canario de timbrado español.En el garaje y en el patio de su casa en pendiente de A Graña, se forman pandillas de auténticos crooners alados. Frank Sinatras con pico y plumas, atentos desde sus jaulas o disparados por el voladero. José entrena en su hogar a 50 canarios, "porque son los que más me gustan y los más alegres". Define muy bien su vocación: "A los que somos de pueblo nos tiran mucho los animales". Pero él tuvo que frenarse durante años. "Siempre me gustaron los pájaros pero no pude dedicarme a ellos porque trabajaba embarcado, no tenía tiempo suficiente y mi mujer no se hacía responsable de ellos".

Cuando dejó su profesión de marino y regresó a tierra, decidió volcarse en la ornitología. Ocurrió hace siete años, contactó con la Unión Ferrolana de Ornitología y empezó las reuniones semanales de los jueves. "Allí aprendí los métodos para entrenar a los cantores, y empecé a comprar los pajaritos, las jaulas grandes y pequeñas", rememora. El patio de su casa se convirtió en el palacio de los canarios, en un criadero renovado cada año. "Para cantar en los concursos solo nos valen los canarios del año, porque de jóvenes cantan mejor", nos explica.

Al igual que en los hombres, cuando los canarios deciden formar familia abandonan un poco sus aficiones de soltero. "Después de entrar en celo y de que les cambie el plumaje, a estos pájaros se les va el canto", continúa José. En cada cría se queda con los más cantantes, en un ritual anual de renovación. Y los demás se venden o regalan a amigos.

Una ciudad como Ferrol es cantante en todos los sitios: en los bares, en las corales o incluso entre los pájaros. Existe una gran afición por los cantores en la comarca. Un barrio como A Faísca, en Narón, se muestra devoto de los jilgueros pese a su prohibición. Y en la misma ciudad, "la afición se decanta en un 90% por los pájaros cantores, más que por los de postura o color: timbrado español, roller y malinois". ¿Quién es quién? "Los de roller cantan en un tono más suave y silencioso, tenemos en Moeche a un campeón del mundo. Los malinois también son suaves, y los de timbrado español alegres".

Todo gran hobby requiere su correspondiente rutina: "Cada mañana los alimento y los limpio, con hierbecitas, alpiste, lechuga, manzana". Y los pequeños también necesitan más mimos: "Las crías son más problemáticas y les doy una pasta ya preparada". Y enseña un saquito con una sustancia similar a la sopa de estrellas: "Lleva una especie de bizcocho, para que las madres alimenten a sus hijos". La afición no le sale cara. La alimentación cuesta unos 15 euros mensuales, aunque el presupuesto se pasa en tiempos de crianza.

Y en el material residencial, como casitas o jaulas, impera el reciclaje: los canarios picotean entre bebedores o comederos que ya han surtido a sus abuelos. Como cuando un hermano mayor cede su chándal o los libros de texto al pequeño. Por el voladero del patio se despendolan los pájaros. Pero José no busca aquí una mera diversión de sus mascotas: todo forma parte del entrenamiento. "Cuanto más vuelan las crías, más se hinchan sus pulmones y cuentan así con un mayor repertorio de canto".

Atención al proceso de entrenamiento: un auténtico ejercicio de psicología diurna y nocturna. "Los canarios destinados al canto permanecen a oscuras, comiendo y bebiendo. Y cuando abres la puerta, entra la luz y empiezan a cantar por pura alegría". Incluso José cuenta con una cabina, "para colocar a los canarios en forma de torre y que canten cuando entre la luz".

Al igual que en Factor X, los artistas pueden revelarse en solitario o en grupo. "Podemos llevar a los concursos todos los equipos que quieras, transportados en cajones y formados por cuatro pájaros". Asistimos aquí a la créme de la créme del canto canario, "ya que conseguir premios en los equipos resulta más difícil". José intenta enseñar a sus canarios "a cantar en equipo, como en una coral". Así podrá conseguir más puntuación, "si cantan compaginados y sin fallos, como formando una melodía".

Los mejores tenores consiguen noventa puntos, aunque un fallo del compañero lo echa todo a perder: "En el concurso ante el juez los cambias de posición para diferentes tonos".

Desde hoy nos demostrarán en el III Concurso de Timbrado Español de Ferrol quién es el futuro bird’s idol.

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS