El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Juan Casares: "Non podemos ofertar máis prazas se queremos manter os criterios de calidade"

El rector vincula el repunte de la demanda a la crisis económica

07.06.2011 
A- A+

F. B.
En la imagen de archivo, el rector de la USC, Juan Casares Long, en su despacho
FOTO: F. B.

Santiago. Las universidades gallegas, y de manera especial la de Santiago de Compostela (USC), han experimentado en el último curso un incremento de la demanda, incluso en titulaciones clásicas que en la década anterior vieron sus aulas medio vacías. Este cambio de tendencia ha coincidido con la adaptación de toda su oferta en primero a Bolonia, pero el rector de la USC, Juan Casares Long, no lo interpreta como un logro del Espacio Europeo de Educación Superior, sino como un efecto de la crisis económica.

"Non penso que [o aumento do alumnado] se deba aos graos, senón a que a xente entende que con máis formación hai máis posibilidade de atopar un emprego. Durante un tempo, aínda que non fose moi ben pagado, era fácil atopar un traballo ao rematar a secundaria, e iso agora non é así, o mercado laboral é máis reducido", responde el rector.

La tendencia al alza parece que continuará el curso que viene. Aunque no todo el alumnado que se presenta a la selectividad tiene intención de acceder a la universidad, es lógico suponer que el incremento en torno al 10% de los matriculados en estas pruebas en Galicia tenga su réplica en la lista aspirantes a cursar una carrera. Y este año lo tendrán más difícil en varios de los grados más solicitados de la USC, que han reducido sus plazas para evitar la saturación.

"Son moi poucas menos plazas", resta importancia el rector, que recuerda, eso sí, que la imposibilidad de incrementar la plantilla impide atender toda la demanda del alumnado de las áreas de ciencias jurídicas y sociales y de las ciencias de la salud, las opciones más habituales.

"Se tiveramos capacidade de contratar máis profesorado, ofertariamos máis prazas, pero ao non ser isto posible non podemos matricular a máis alumnado se queremos manter os criterios de calidade", advierte Casares Long.

El desfase entre oferta y demanda podría, con todo, suavizarse en dos o tres años, cuando se extingan por completo las licenciaturas. Entre tanto, su convivencia con las carreras adaptadas a Bolonia "aumenta a complexidade" organizativa en las facultades y la carga docente de manera conyuntural. En cualquier caso, las necesidades de personal del nuevo sistema son mayores, ya que Bolonia ha reducido a 20 el número de estudiantes por cada grupo de laboratorio (antes de 25) y de seminarios (que llegaban a los 75). Con todo, mientras convivan antiguo y nuevo modelo, la USC ha flexibilizado las ratios en las titulaciones más sobrecargadas y permitirá grupos de hasta cuarenta.

Juan Casares Long, Rector de la USC
"A xente entende que con máis formación hai máis posibilidades de atopar un emprego"

"Se tiveramos capacidade de contratar máis profesorado, ofertariamos máis prazas"