Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Lunes 21.04.2014  | Actualizado 01.54 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Lavacolla es de largo el aeropuerto gallego más rentable para vuelos de bajo coste

Galicia estrenará 2011 fuera del mapa de bajo coste europeo // El 30% de los turistas 'low cost' supera los 2.000 euros de renta y casi el 80 por ciento tiene estudios superiores

ANA CALVO SANTIAGO   | 14.12.2010 
A- A+

Sin que las negociaciones con aerolíneas de bajo coste reanudadas hace menos de un mes por la Xunta en solitario para reeditar el mapa de destinos de 2010 hayan dado frutos por ahora, Lavacolla se enfrenta a un estreno de año sin conexiones internacionales. La supresión de las rutas de Ryanair en el aeropuerto compostelano suponen, en la práctica, dejar a Galicia fuera del mapa de las aerolíneas de bajo coste, lo que da lugar a una preocupante pérdida de potencial para la atracción de turismo internacional.

Lejos de la mitología asociada a este tipo de visitantes y que los vincula al escaso poder adquisitivo, un estudio elaborado por Cetur, organismo de la Universidade de Santiago, demuestra que su nivel de renta no solo es equiparable al de los visitantes que recurren a compañías convencionales para sus desplazamientos, sino que es incluso más alto. Así, el 29% de los usuarios del bajo coste reconoce unos ingresos superiores a los dos mil euros, frente a un 19% que se detecta entre los usuarios de aerolíneas convencionales. Pero además, entre 1.300 y 2.000 euros de ingresos medios está el 29% de usuarios del bajo coste, frente al 26% del resto de compañías.

Entre los pasajeros de low cost hay un 19,5% de estudiantes, frente al 15,5% en otras compañías, pero también es superior la presencia de trabajadores -71% frente a 65%-, y más reducida la de parados y jubilados. En esta línea, el porcentaje de los que no perciben ingresos de ningún tipo es más elevado entre los usuarios de las compañías convencionales, un 11,7%, que en el bajo coste, donde se limita al 8,8%. Las rentas inferiores a 900 euros al mes también representan un 10% de la clientela de las aerolíneas normales frente al 5,6% de las de bajo coste.

La edad de los clientes de las aerolíneas baratas es menor. Por debajo de los treinta años está el 46% de sus usuarios, frente al 38,9% de los viajeros del resto de compañías que está en este mismo rango de edad. Los pasajeros de entre 31 y 45 años tienen un peso equilibrado en ambos tipos de aerolíneas, mientras que de los 46 a los 60 años son el 20% en las compañías convencionales y un 16% en las de bajo coste. Mayores de 60 hay solo 4 de cada 100 en los aviones de billetes baratos, y 7 de cada cien en los demás.

Destino compartido. Aunque el 51% de los usuarios de líneas de bajo coste encuestados reconoce que Compostela era el único destino de su viaje, frente al 35% entre los usuarios de compañías convencionales, hay un 30% que considera a la capital gallega su principal destino, pero con visitas a otras ciudades, y un 16,6% la cita solo como uno de sus objetivos vacacionales en Galicia.

Los lugares más visitados en el resto de Galicia por los turistas que llegan a Compostela en aerolíneas low cost son A Coruña (38%), Fisterra (11%), Vigo (11%), Pontevedra (7%), A Toxa (5%), Lugo (4%), Rías Baixas y Ourense (3%) y Costa da Morte (2%).

Uno de los datos más significativos de la encuesta realizada por Cetur es la estancia media de los visitantes, que en el caso de los viajeros de bajo coste es de 3,025 noches, frente a las 2,65 de los usuarios de otras aerolíneas.

Además, de los clientes de compañías como Ryanair o Vueling se quedan en hoteles el 42,4% y el 29% en hostales o pensiones. Entre los viajeros de líneas tradicionales la opción por el hotel se corresponde con el 37% y la del hostal con un 29%. Si bien entre los viajeros low cost es más habitual el recurso a alojarse en casa de familiares y amigos -es lo que hizo el 24,7% de los encuestados, frente al 14,3% entre los clientes de otras aerolíneas-, la opción por los albergues tiene un peso muy inferior, apenas un 0,9% frente al 14% de usuarios de vuelos no de bajo coste.

Ochenta y ocho euros al día. La frecuencia del alojamiento en casa de amigos y familiares hace que el gasto medio en Santiago de los clientes de bajo coste se reduzca, de forma que, en conjunto, está en 61,59 euros al día, frente a los 71,43 euros que gasta el viajero de otras aerolíneas. Sin embargo, si se compara el gasto que hacen los viajeros alojados en hoteles, unos y otros están al mismo nivel. Los usuarios de bajo coste que van a hoteles gastan 88,37 euros cada día, y 89,89 los demás. En hostales el gasto es incluso superior en los clientes del low cost, 78,59 euros frente a 77,55. En cualquier caso, en opinión de los responsables del estudio, el gasto menor se compensa con una mayor estadía, de forma que el usuario de aerolíneas baratas dejaría en Compostela 186,30 euros de media, gracias a que permanece casi medio día más, frente a los 189,28 euros que se estiman gasta en la capital gallega un turista de compañías convencionales.

Otro de los extremos que destaca el estudio elaborado por Cetur es la mayor presencia de turistas extranjeros entre los usuarios de las compañías de vuelos a precios reducidos. Así, el 56,9% de los viajeros de este último tipo de aerolíneas proceden de otros países, frente al 46,7% que se detecta entre los clientes de compañías convencionales. Por eso los responsables del estudio consideran que la presencia de firmas low cost "contribúe a diversificar a demanda turística en canto á orixe dos visitantes, reducindo a dependencia do mercado español e contribuíndo a internacionalizar o destino".

El estudio se llevó a cabo mediante encuestas directas a turistas mayores de dieciocho años, entre los años 2006 y 2009. Se llevaron a cabo 1.389 entrevistas, realizadas en distintos puntos de interés turístico de Santaigo, como la Catedral y su entorno, la Alameda y otras áreas del casco histórico. El director de Cetur, Xosé Santos, presentó ayer junto con el concejal de Turismo, Xosé Manuel Iglesias, los principales resultados de este análisis de impacto del low cost en la capital gallega.

acalvo@elcorreogallego.es

LAS CIFRAS

1.389

Encuestados. El estudio de Cetur se llevó a cabo mediante entrevistas directas a turistas mayores de dieciocho años. Para ello se visitaron el entorno de la Catedral, la Alameda y otras zonas de interés turístico del casco histórico compostelano. Los datos se recogieron entre los años 2006 y 2009.

150.000

Pasajeros internacionales al año es lo que suponen las tres rutas que Ryanair va a cancelar a principios de enero en el aeropuerto de Lavacolla. La falta de acuerdo con la administración gallega, que desviaba las propuestas de la aerolínea al Comité de Rutas Aéreas, fue la causa de la supresión de estas conexiones que no se han podido restablecer por ahora.

2.100.000

Viajeros. Cuando se cierre el año, la cifra de usuarios del aeropuerto de Lavacolla superará los dos millones que marcaron el techo de la terminal compostelana en 2007. Esta cifra emblemática se habría alcanzado ya a finales del mes de noviembre y se estima que, a pesar de la crisis provocada por los controladores y que redujo de forma sensible la actividad durante toda una semana, se establecerá un nuevo récord histórico en cuanto al volumen anual de pasajeros.

LOS DATOS

Ryanair demandará a los controladores

La aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair fue una de las grandes perjudicadas por el cierre del espacio aéreo durante el puente de diciembre y ha anunciado su intención de emprender acciones legales contra AENA, AESA y el sindicato USCA. Quinientos vuelos fueron cancelados y 75.000 pasajeros se vieron afectados. La compañía hace un llamamiento a la Comisión Europea para que impida las huelgas en un "servicio básico" como es el control del espacio aéreo.

57%

Extranjeros. Proceden de otros países, en su mayoría europeos, el 57% de usuarios del bajo coste.

Un sector estratégico para Compostela

El turismo supone para la capital gallega un sector estratégico que tiene en las conexiones directas con destinos europeos uno de sus principales puntos de apoyo. Por eso para el concejal de Turismo, Xosé Manuel Iglesias, el reparto de las ayudas a partes iguales entre los tres aeropuertos gallegos supuso una cesión ante los intereses localistas de A Coruña y Vigo en la que la principal perjudicada está siendo la terminal compostelana de Lavacolla.

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS