Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

"Lavacolla ten centralidade, espazo para medrar e potencial"

José Antonio Liñares, presidente de la rama de Hospedaje en la Asociación de Empresarios de Hostelería de Santiago y Comarca // Considera que tener tres aeropuertos dificulta competir con Oporto

23.11.2010 
A- A+

A. Hernández
JOSÉ ANTONIO LIÑARES es el presidente de la rama de Hospedaje en la Asociación de Empresarios de Hostelería de Santiago y Comarca.
FOTO: A. Hernández

Entre las ventajas de los vuelos de bajo coste José Antonio Liñares recuerda que “non fai moitos anos voar era un privilexio. As tarifas reducidas a Madrid nos anos 90, sen dereito a reembolso e solo ida, eran 15.000 pesetas. Chegaron estas compañías que recortaron unha serie de servicios e os costes de voar son moitísimo máis reducidos. As contras son que a calidade non é a mesma, e incluso podemos pensar que te tratan mal”, apunta el presidente de Hospedaje, que considera preferible eso a “pagar unha fortuna”.
Pero ya desde el punto de vista de un empresario del sector turístico desmiente que el viajero “non sexa bo para os destinos porque é de baixo poder adquisitivo. Rotundamente non é así”.

Sobre el reparto de las ayudas, Liñares considera que a Galicia le perjudica contar con tres aeropuertos, ya que “manter os tre ten un coste elevadísimo e non podemos competir co norte de Portugal”. Puestos a priorizar terminales, Liñares considera que “con obxetividade, o primeiro punto a favor de Lavacolla é a centralidade”, así como el hecho de que cuenta con “espacio físico para medrar no propio aeroporto”, una disponibilidad con la que por ejemplo Alvedro no cuenta. De nuevo como agente del sector turístico, Liñares señala que, del bajo coste “eu penso nos viaxeiros que nos aporta e moitísimo menos nos destinos que me aporta a min para sair afora” En este sentido considera que Lavacolla, como aeropuerto de Santiago, “ten un potencial de crecemento e de captación de viaxeiros para o resto de Galicia polo que habería que apostar”. La dificultad de este razonamiento, reconoce, es que “outras diudades deberían suprimir ou deixar algunha posibilidade que teñan de captar vos en favor de Santiago”, una alternativa que desde el punto de vista político no resultaría fácil de plantear para la administración autonómica.