El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Lito, el rey de las orquestas, se niega ahora a declarar

La fiscalía pide 14 años de prisión por defraudar nueve millones a Hacienda // Los peritos afirman que controlaba el 60% del sector

El empresario Ángel Martínez Pérez en una visita anterior a los juzgados.  - FOTO: EFE
El empresario Ángel Martínez Pérez en una visita anterior a los juzgados. - FOTO: EFE

EFE  | 21.04.2017 
A- A+

El empresario pontevedrés Ángel Martínez Pérez, conocido como Lito, ejerció su derecho a no declarar ante el tribunal que le juzgó ayer por seis delitos fiscales contra la Hacienda pública, por no haber tributado lo debido en el impuesto de sociedades, IRPF e IVA en 2011 y 2012. El abogado del conocido como rey de las orquestas había logrado aplazar el juicio con distintas tretas.

La Fiscalía solicita 14 años de prisión y el pago de casi 53 millones de euros, nueve de los cuales se corresponderían con las cantidades presuntamente defraudadas en esos dos años. En la vista oral, celebrada ayer en la Audiencia de Pontevedra, los peritos de la Agencia Tributaria confirmaron que Lito, que está considerado como el rey de las orquestas gallegas, controlaba “claramente” el 60% del sector y gestionaba su actividad de una manera “opaca”. “Es un claro ejemplo de economía sumergida”, explicaron.

Esas orquestas, señalaron los expertos, eran “reos y prisioneros” del empresario y de la compañía que administraba, tal y como demuestran los documentos que requisaron en las oficinas de Representaciones Lito en el registro realizado en noviembre de 2013. La documentación digital y en papel que encontraron en el registro,  explicaron ante el tribunal, recogía con una “precisión matemática” las cuentas en A y en B del empresario y de las orquestas a las que representaba. Las facturas emitidas solo suponían el 8,3% de su volumen de negocio, según los cálculos de la Agencia Tributaria, principalmente a administraciones públicas y comunidades de montes, mientras que los pagos de la mayoría de las comisiones de fiestas que contrataban sus servicios quedaban reflejadas en estas cuentas pero sin factura de por medio.

Según los cálculos de Hacienda, la empresa ingresó en 2011 un total de 26.096.785 euros frente a los 2.160.422,76 euros declarados, mientras que en 2012 sus ingresos fueron de 23.973.409 frente a los 1.997.967,39 euros que recoge su contabilidad. Unas cantidades que, recordaron los peritos, “nadie ha puesto en cuestión” durante la instrucción.

La actividad de Lito creaba una “situación monopolística” en el sector,  señalaron los técnicos, y el empresario dirigía toda esta actividad a través de un grupo familiar de compañías que “vendían la actuación musical al cliente y lo compraban a las orquestas”, actuando al mismo tiempo como productor e intermediario. Los peritos de también analizaron las relaciones que tenía Lito con los agentes de zona que se repartían toda Galicia como intermediarios entre las orquestas y las comisiones de fiestas y que, aunque se presentaban como trabajadores autónomos, de la documentación se deduce que “trabajan para Lito”. Dos de esos agentes explicaron ante el tribunal que a ellos les pagaban las comisiones de fiestas y no trabajaban sólo para el acusado, sino que ofrecían otras orquestas y artistas, pero los peritos descartaron que el empresario fuese un “mero intermediario”.