El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Llevar el crudo del puerto herculino a punta Langosteira se demora un año

Repsol mantendrá la carga de productos refinados en la terminal de San Diego hasta 2027//El traslado del resto de las instalaciones, que debía estar ejecutado el 14 de abril próximo, sigue en la redacción del proyecto

En el terreno más cercano en la imagen se instalará la terminal petrolífera de Repsol - FOTO: ALMARA
En el terreno más cercano en la imagen se instalará la terminal petrolífera de Repsol - FOTO: ALMARA

ALBERTO MARTÍNEZ. A CORUÑA  | 15.02.2018 
A- A+

Dos tragedias medioambientales, la vertedura de crudo del Urquiola (12 de mayo de 1976) y el Aegean Sea (3 de diciembre de 1992) en la ría de A Coruña, concienciaron a la ciudadanía para reclamar que se alejara de la ciudad el peligro que suponen los tráficos petrolíferos. Desde instancias gubernamentales se le dio largas al asunto hasta que se produjo un atercera, la lejana del Prestige (13 a 19 de noviembre de 2002), que también afectó al golfo Ártabro. Dos meses después de ésta se decidió construir el puerto exterior de punta Langosteira para trasladar allí la terminal petrolífera de los muelles de San Diego.

La transformación de la fachada marítima urbana de la ciudad herculina depende de alejar las terminales de mercancías consideradas sucias y peligrosas, no solo el petróleo, desde que se decidió construir la nueva rada en la costa de Arteixo, pero no se desarolló en un plan con un cronograma establecido, sino que se negociaron por concesiones.

Así, poco a poco, la nueva dársena va acogiendo las terminales que estaban pegadas a la urbe, primero las de cereales y el clínker para fabricar el cemento, y últimamente la de alumina de Alcoa, además de otras mercancías. No obstante, dos son los principales escollos, el carbón que depende de la construcción de la vía férrea al puerto exterior, aún en fase de redacción de su proyecto cumplimentado los trámites ambientales, y el petróleo, que precisa un poliducto de 3,8 km que una la nueva terminal marítima a la refinería ubicada en Bens, en similar situación.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt