El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

clamor popular

Movilización multitudinaria en Santiago contra el 'decretazo' del gallego en la enseñanza

Unas 50 mil personas, según la organización, y unas 30 mil según la Policía Local, participaron en la manifestación //Queremos Galego eleva al 90% el apoyo a la huelga contra el decreto lingüístico y la Xunta lo sitúa por debajo del 50% // Los convocantes destacan el compromiso "unánime" de la sociedad y la Xunta dice que se impartieron clases "como un día normal"

Miles de personas se han concentrado hoy en la plaza del Obradoiro tras la manifestación convocada por la plataforma
Ver galería
Miles de personas se han concentrado hoy en la plaza del Obradoiro tras la manifestación convocada por la plataforma "Queremos Galego" - FOTO: Pepe Ferrín/AGN

E.P. SANTIAGO  | 21.01.2010 
A- A+

Unas 30.000 personas, según estimó la Policía Municipal -50.000 según la organización-, entre docentes y estudiantes, salieron hoy de la Alameda de Santiago convocados por la plataforma 'Queremos Galego' para protestar contra la propuesta de decreto del idioma en la enseñanza de la Xunta, que establece un reparto de las materias en tres tercios entre el castellano, gallego y una lengua extranjera.

A la cabeza de la manifestación, tras una pancarta en la que se leía 'Paremos o decretazo contra o galego', iniciaron la marcha pasadas las 11.30 horas los responsables de las diferentes entidades culturales y políticas que forman parte de la citada plataforma. Entre ellos, es encontraban el portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez; el portavoz de Queremos Galego, Fran Rei; el portavoz de la CIG-Ensino, Anxo Louzao; y los representantes de varios sindicatos estudiantiles.

En declaraciones a los medios mientras se organizaban los diferentes grupos de la marcha en la Alamenda, el presidente de A Mesa pola Normalización Lingüística, Carlos Callón, celebró la "respuesta unánime" de la sociedad frente a aquellos que tildaron de "radicales" a los defensores del gallego, es decir, a aquellos que "reivindican que se cumpla la legislación vigente" a partir de la aprobación de la Ley de Normalización Lingüística.

"Aquí están todos sindicatos y profesores, todos las organizaciones estudiantiles, todos los movimientos de educación pedagógica, toda la comunidad educativa. No puede ser que el gobierno gallego, de Feijóo, continúe con la política agresiva, a patadas, contra el idioma propio", destacó Callón, tras indicar que al evento acudieron unos 170 autobuses y "más" que en la del 18 de octubre -que congregó a unas 50.000 personas-.

El portavoz de la CIG-Ensino, Anxo Louzao, consideró un "hito" el apoyo de la ciudadanía a la movilización y que demuestra la "repulsa y rechazo a unas bases que lo que pretenden es erradicar el gallego en la enseñanza". En esta línea, el responsable de acción sindical de STEG -uno de los sindicatos convocantes de la huelga en la enseñanza-, Xosé Cabido, señaló que "las imágenes hablan por sí mismas" y condicionó el fin de las protestas "a que se detenga el decreto". "Que se nos deje educar, convivir y aprender la lengua", concluyó.

Sin incidencias
Tras partir de la Alameda de Santiago, la manifestación recorrió con plena normalidad las calles de la capital gallega a través de la rúa da Senra; la Plaza de Galicia; Doutor Teixeiro; Hórreo; Porta da Mámoa; Praza do Toural; rúa do Vilar; Praza das Praterías; para terminar en la Praza do Obradoiro, donde la organización instaló un palco para celebrar el acto central. Según fuentes de tráfico, no se registraron incidentes salvo "algún problema de circulación" de autocares en torno a la Plaza de Galicia.

Durante la marcha, se escucharon diversos gritos y consignas como 'Aquí está, aquí se ve, a mocidade galega en pé' o 'Este decreto ímolo parar', además de pancartas de A Mesa pola Normalización Lingüística, Sindicato Labrego Galego, Galiza Nova, CC.OO., UGT, STEG y de diversas organizaciones estudiantiles, como los Comités.

La cabecera llegó a la Praza do Obradoiro aproximadamente a las 12.15 horas y, media hora más tarde, la cola de la manifestación todavía no había salido de la Alameda. De hecho, los sindicatos CC.OO y UGT se quedaron fuera de la plaza, al igual que el PSdeG, que tardaron cerca de dos horas en alcanzar el Obradoiro.

En declaraciones a los medios, el secretario xeral de FETE-UGT, Marcelino Brea, señaló la "inaplicabilidad de las bases" de la Xunta en los centros y, "por lo tanto, el deterioro -que supondrán- de las condiciones laborales de los profesionales de la enseñanza". Por su parte, el secretario de Acción Sindical de Ensino de CC.OO, José Fuentes, confió en que "Feijóo tome nota de esta manifestación, tan grande, enorme" y "en contra de la postura del PP, unilateral".

Asimismo, participaron los diferentes portavoces de la plataforma 'Galego, patrimonio da humanidade' como la ex-conselleira de Educación, Laura Sánchez Piñón o el secretario del Consello da Cultura Galega, Henrique Monteagudo.

Precisamente, el filólogo señaló -en declaraciones a Europa Press- que la movilización "demuestra que la adhesión a la lengua del país es más amplia y fuerte de lo que algunos piensan". Así, incidió en que, en esta ocasión, se trata de "una manifestación mucho más estudiantil, más joven", que consideró "muy bueno" en contraposición a otros "mensajes dirigidos a la gente joven, falsamente en nombre de la libertad".

A la manifestación acudieron también los portavoces del PSdeG, Manuel Vázquez, y del BNG, Guillerme Vázquez, acompañados de algunos miembros de su partido. También se pudo ver a otros protagonistas de la vida política y social gallega, como es el caso del histórico nacionalista Xose Manuel Beiras y o al miembro de la Executiva del BNG, Francisco Rodríguez; a la académica de la Real Academia Galega, Margarita Ledo; o la portavoz del Sindicato Labrego Galego, Carme Freire. 

Acto central

Durante el acto central celebrado ante una multitud de jóvenes que llenaron la Praza do Obradoiro, el portavoz de la plataforma 'Queremos Galego', Fran Rei, aclaró que "nadie vino -a la manifestación- con ninguna pistola en la cabeza". Además, aseguró que su entidad llevará "a los tribunales" a "quien miente y a quien difama" -en alusión al PPdeG- sobre la "defensa del idioma".

Rei destacó también la participación especial del presidente de la Asociación Internacional de Estudos Galegos, Craig Patterson, que a su vez acusó a la Xunta de utilizar la introducción del inglés "propagandísticamente" para "camuflar" el ataque al gallego.

Por su parte, el presidente de A Mesa pola Normalización Lingüística y también portavoz de 'Queremos Galego', Carlos Callón, destacó que la sociedad acudió a movilizarse "a pesar de las declaraciones insultantes" sobre la convocatoria por parte de alguna organización.

De este modo, realizó un llamamiento a los titulares de Educación, de Cultura y al presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a retirar su "odio" a la cultura y lengua gallegas, tras advertir de que la plataforma llamará "a la desobediencia" del decreto -si se llega a aprobar-, con el fin de cumplir "la Ley de Normalización Lingüística y la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias". Finalmente, los participantes en el "histórico" evento que llenaban el Obradoiro, entonaron el himno gallego.

Seguimiento de la huelga

La plataforma Queremos Galego elevó al 90 por ciento el seguimiento de la huelga convocada en la enseñanza no universitaria para protestar contra la propuesta de decreto del plurilingüismo de la Xunta -que establece un reparto de las materias en tres tercios entre el castellano, el gallego y una lengua extranjera-, mientras que la Consellería de Educación lo situó por debajo del 50 por ciento.

Según manifestaron, en declaraciones a los medios antes de partir la manifestación convocada en Santiago, Carlos Callón, en representación de Queremos Galego, así como el secretario nacional de CIG-Ensino, Anxo Louzao, el respaldo a la huelga, tanto de profesorado como de estudiantes, superó el 90 por ciento. Por ello, la calificaron como una "movilización unánime" de la sociedad gallega y de la comunidad educativa.

Por su parte, otras centrales sindicales participantes en la protesta, como CC.OO., apuntaron más de un 70 por ciento de apoyo a la jornada de huelga, a la espera de conocer los resultados definitivos, mientras que UGT resaltó que el seguimiento estaba en aumento.

Por contra, la Xunta resaltó que la incidencia de la huelga en la enseñanza no universitaria se situó por debajo del 50 por ciento, según los datos provisionales facilitados a Educación por sus jefaturas provinciales hasta las 12.00 horas. De este modo, la Administración educativa explicó que el dato, que se refiere sólo a los centros públicos, "indica que la mayoría absoluta de los profesores acudieron con normalidad a clase en este día de huelga preventiva convocada y secundada por algunos sindicatos".

En este sentido, Educación resaltó que "la totalidad de los centros educativos" abrieron sus puertas e impartieron "mayoritariamente" las clases "como en un día normal". La consellería concretó que donde la huelga fue seguida, los escolares "fueron igualmente atendidos" por los servicios mínimos establecidos en cada centro. Además, puntualizó que el transporte y los comedores escolares "también funcionaron con total normalidad".

A.H.
Aspecto que presentaba hoy la fachada del colegio compostelano López Ferreiro, con el lema en las ventanas Por un ensino digno, non ao decretazo, defendamos o galego
FOTO: A.H.

 

 

Efe Lavandeira Jr.
Visión general de la Praza do Obradoiro en Compostela, esta mañana
FOTO: Efe Lavandeira Jr.