El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

La nueva ley del suelo erradicará construcciones inacabadas, luchará contra el feísmo y promoverá la habitabilidad

Bajo amenaza de multas de hasta 25.000 euros // Se pretende exigir la conservación y la seguridad de las edificaciones

E.P. SANTIAGO  | 10.10.2014 
A- A+

La futura ley del suelo de Galicia, que será sometida a información pública de inmediato, se dotará de nuevos mecanismos para erradicar las construcciones inacabadas, tales como la posibilidad de dictar órdenes de ejecución forzosa de las obras necesarias para dicha finalización y, si éstas se obvian, multas coercitivas de hasta 25.000 euros.

"Será obligatorio finalizar el exterior de los inmuebles: fachadas, medianeras y cubiertas deberán estar totalmente finalizadas", ha advertido el presidente, Alberto Núñez Feijóo, tras analizar en la reunión semanal de su Ejecutivo esta norma que fue debatida en el Parlamento, aunque el dictamen fue aprobado en solitario por el PP.

Feijóo ha insistido este viernes en la vocación de permanencia de la nueva tras una decena de reformas en la legislación urbanística gallega durante los últimos años y ha situado entre sus retos principales acabar con el "feísmo", pero también exigir la conservación de las edificaciones para garantizar la "habitabilidad" y "seguridad".

Con tal fin, se articulará un registro de solares con edificaciones en ruinas, que será obligatorio para los municipios de más de 50.000 habitantes. La inscripción en dicho registro tendrá la finalidad de "la venta forzosa" del inmueble, así como la "obligación de los adquirientes" de realizar las obras de rehabilitación necesarias para mantenerlo, mientras que el propietario será compensado por el valor de lo que tenía.

Feijóo también ha reiterado su voluntad de que la ordenación urbanística en Galicia acabe "esta legislatura", de forma que los municipios puedan impulsar el desarrollo de sus planeamientos urbanísticos, cuya tramitación se simplificará mediante un informe único y la reducción de los plazos. En suelo rústico, además, se podrán rehabilitar las edificaciones anteriores a 1975.