El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

El parón de la vivienda en el interior aleja a Galicia de la escalada de precios en España

En el tercer trimestre se produjo un avance estatal del 6,7 % que en la comunidad fue cinco puntos menor, el 1,7 % // Según Fegein, en dos tercios de los concellos no se mueven ni la compraventa, ni licencias, ni el alquiler

SANTI RIVEIRO SANTIAGO   | 08.12.2017 
A- A+

El INE certificó ayer que, tras catorce trimestres consecutivos recuperando valor, el precio de la vivienda subió un 6,7 % en el tercer trimestre respecto al mismo periodo de 2016, la tasa más alta en diez años, desde 2007. Antes del estallido de la burbuja del ladrillo. Un repunte que en Madrid llega a dispararse al 12,3 % interanual, en Cataluña el 10 % o en Baleares un 9,1 %. Zonas donde hay demanda pero poca oferta de inmuebles, y donde los alquileres, por el mismo motivo y por la presión turística, están repuntando también en torno al 10 %. ¿Y en Galicia? Si nos vamos a la media hecha pública ayer por el Instituto Nacional de Estadística, apreciamos que la subida general, para el conjunto de la autonomía, se limitó, en cambio, al 1,7 %, cinco puntos bajo la media estatal, que la sexta menor subida.

Tampoco brilló Galicia en evolución en verano, julio a septiembre, frente al trimestre anterior, pues la subida se limitó al 1,7 %, frente al 1,8 % de toda España, el 2,5 madrileño, el 2,6 % catalán o el 5 % balear. Sobre esta evolución, la Federación Gallega de empresas inmobiliarias (Fegein) tiene una lectura muy crítica y otra mucho más amable. La primera, su distinción entre una Galicia interior -el rural de A Coruña, Pontevedra, el sur de Lugo y casi todo Ourense- donde se concretar dos terceras partes de los concellos donde "no se mueve una compraventa, ni una licencia de obra, ni siquiera hay demanda de alquiler". Ésto contrasta con el mapa de las grandes ciudades y sus cinturones aledaños que, a excepción de Ferrol, "están tirando al alza de los precios".

Así, especialmente Vigo, A Coruña y Santiago, debido a la falta de obra nueva, con una oferta de usada a la baja y también por la mayor presión por alquilar "presentan tasas de crecimiento equiparables a la media estatal, pero éstas se ven limitadas por el impacto del parón en el resto de una Galicia que va a dos velocidades en materia inmobiliaria". Fegein avisa de que en las grandes urbes es un grave problema "el repunte de los precios del alquiler", con valores sobre la poca oferta existente por encima de 750 euros mensuales inasumibles para la gran mayoría de bolsillos.

 


EL DESPERTAR. En positivo, la patronal gallega indica que "la evolución favorable del comportamiento de la vivienda este año es un factor que constata la recuperación del mercado y del sector inmobiliario". Como el resto de los actores del sector en España, Fegein constata que no solo el precio, también otras variables como la venta de viviendas, la concesión de hipotecas o los visados certifican "la recuperación" y atestiguan que, de nuevo, el sector inmobiliario es un dinamizador de la economía y puede, también, impulsar el empleo si se plantea obra nueva en las citadas áreas metropolitanas con fuerte demanda, tanto para venta como para alquiler, y se apuesta en firme por la rehabilitación.

Fegein detalló una ligera aceleración interanual de siete décimas, pues en el segundo trimestre la comunidad gallega había crecido solo un 1 %, lejos del un 0,7% más que en el segundo trimestre, frente al 10,9 % de Madrid, el 9,3 % de Cataluña o el 7,4 % de las Islas Baleares. Para esta patronal y su presidente, Benito Iglesias, toca valorar muy positivamente "la recuperación patrimonial de la vivienda tras 8 años de caída de precios". Un repunte que destaca la disminución del stock de vivienda nueva en el conjunto de Galicia", a pesar de que el mercado de la vivienda "sigue aún lastrado por la falta de iniciativa de las administraciones y las abusivas cargas fiscales que soporta".

La vivienda libre recupera precios tanto en la nueva como en la usada, aunque a mayor velocidad en la primera -donde cada vez queda menos por vender- que en la segunda. Así, en los inmuebles por estrenar la revalorización durante el tercer trimestre fue del 4 %, frente al avance del 1,3 % de la que tiene ya una mayor solera o pasó por varios manos.

Queda, sin embargo, mucho por recorrer aún para recuperar el 33 % de valor perdido en la crisis en la comunidad gallega. El último informe mensual de precios de Pisos.com indicaba que la vivienda de segunda mano en Galicia alcanzó en noviembre un precio medio de 1.584 euros por metro cuadrado, una cifra que registró un ascenso del 0,32 % frente a octubre que, interanualmente, situó en el 6,17 %, el tercer mayor repunte en España.

EL EXPERTO

"Hay que reducir a la mitad los impuestos a la vivienda"

"Ahora toca rebajar la abusiva tributación actual, bajando el IVA que soporta la vivienda nueva del 10 al 5 %, y rebajando el impuesto de transmisiones patrimoniales sobre la usada también en idénticos porcentajes", señala Iglesias, quien receta además la "reformulación de las plusvalías municipales para que consideren la pérdida de valor patrimonial de los últimos años". El líder de Fegein considera "incomprensible la situación de dualidad que se produce entre la norma fiscal y la realidad económica", dado que cualquier operación desde 2007 generó pérdidas.

"No hay mejor política social que bajar los impuestos para equipararlos a la realidad económica de los ingresos reales de las familias gallegas", indica Iglesias. "Garantizar el derecho constitucional a una vivienda digna y adecuada y paliar la situación de personas y hogares con dificultades para acceder a ella o para afrontar sus deudas hipotecarias debe ser la razón de ser de la nueva política de vivienda a desarrollar".

Como también lo debe ser, apunta, el "mejorar el estado de conservación, la accesibilidad, la calidad, la sostenibilidad y la eficiencia energética de nuestro parque de viviendas". Son "medidas que contribuirán a dar solidez a la reconversión y reactivación del sector inmobiliario gallego y todos los sectores económicos colindantes que lo circundan", considera.

-50 %

rebajas sobre el valor inicial en las ventas de propiedades de la banca o Sareb -tras ejecución hipotecaria- a lo largo de estos años, práctica que, para Fegein, fue "negligente" y dañina para el sector.