El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

PP y oposición dejan casi a cero el diálogo en la Cámara gallega

La fractura en el Parlamento se hace evidente tras casi tres días de Debate del Estado de la Autonomía // Solo los populares sacaron adelante sus propuestas // En Marea, dividida sobre la validez del referéndum derecho de autodeterminación Essus, quo ca nerrae, Catiurisque vitique

El presidente de la Xunta, junto Alfonso Rueda y Beatriz Mato, en primera fila, y diputados del Grupo Popular tras finalizar el debate. - FOTO: FERNANDO BLANCO
El presidente de la Xunta, junto Alfonso Rueda y Beatriz Mato, en primera fila, y diputados del Grupo Popular tras finalizar el debate. - FOTO: FERNANDO BLANCO

NATALIA RODRÍGUEZ. SANTIAGO  | 07.10.2017 
A- A+

El guión estaba escrito y nadie se encargó de corregirlo: Cataluña fue el principal tema de discusión en del Debate del Estado de la Autonomía de Galicia, donde el consenso entre los grupos parlamentarios acabó prácticamente a cero en el marcador de las votaciones. El llamado también Debate de Política Xeral, que se supone el más importante del año junto al de presupuestos en el hemiciclo de O Hórreo, finalizó con acuerdos unánimes residuales, ceñidos todos entorno a alguna de las propuestas presentadas por el PPdeG que, de nuevo, hizo valer su mayoría. En la jerga parlamentaria, los populares volvieron a pasar el rodillo también en esta ocasión.
Los grupos parlamentarios presentaron para su votación en el debate 160 propuestas de resolución, 40 cada uno para, según recalcaron ayer sus viceportavoces, mejorar la vida de los gallegos. Pero solo las del Partido Popular salieron adelante, la mayoría únicamente con los votos de sus diputados, aunque también varias con el respaldo de alguno de los grupos de la oposición.
El PP solo cedió al transaccionar cinco de sus propuestas, tres con el PSdeG y dos con el BNG. De estas transacciones, solo dos salieron adelante por unanimidad de la Cámara, una referente a actuaciones para mejorar la seguridad vial, con el foco en la protección de los ciclistas; y otra para pedir a la Xunta que deje de patrocinar cualquier evento deportivo aficionado o profesional con premios distintos para hombres y mujeres.
Las votaciones de ayer reflejaron a la perfección la brecha que existe en la Cámara gallega entre el PPdeG y la oposición, pero también quedó patente la división en dos del hemiciclo en lo que respecta a la crisis de Estado abierta por el independentismo catalán. PP y PSdeG lograron, sobre este punto, dos de las transacciones, en cuya votación se fotografió con nitidez la división entre los “constitucionalistas” y los defensores del derecho a decidir. Con los votos de populares y socialistas, el Parlamento de Galicia se adhirió así al discurso pronunciado el pasado martes por el Rey Felipe VI ante la situación de Cataluña. El Parlamento también mostró su respaldo a la actuación de la Policía y la Guardia Civil en su labor de defensa y protección de los derechos y libertades amparados por la Constitución.
BNG y En Marea votaron en contra de esta propuesta, pero tampoco respecto al debate generado respecto a Cataluña estos dos grupos se mostraron como un bloque sin grietas. Tres diputados del sector oficial de Podemos –Carmen Santos, Juan Merlo y Magdalena Barahona– y la líder de Esquerda Unida, Eva Solla, se abstuvieron cuando tocó votar una propuesta del BNG en se daban por válidos los resultado del 1-0 y en la que se pedía respetar “el derecho de autodeterminación de los pueblos y la voluntad expresada por el pueblo catalán en el referéndum”. El resto de diputados de En Marea votó en a favor.
Al igual que el primer día del debate, cuando Feijóo llamó golpistas a los políticos catalanes instigadores del referéndum ilegal y presentó la deriva secesionista como una “ataque directo” a Galicia, la cuestión catalana fue también ayer el tema que más encendió la dialéctica en el hemiciclo. El viceportavoz de En Marea, Antón Sánchez, dijo a los populares que su Constitución “é a do garrote e o inmovilismo”, les acusó de querer propagar el miedo, y de intentar “tapar o seu autoritarismo” con el debate sobre Cataluña. Y respecto al discurso del rey, Sánchez se vanaglorió de que En Marea “non admite leccións de democracia dun herdeiro do herdeiro de Franco”. El viceportavoz del Grupo Popular, Miguel Tellado, aseguró por su parte que apoyar a los independentistas es “unha traición a Galicia”, y que “os que apoian a golpistas tamén o son” .