El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Príncipe atribuye a los "malos gestores" que hicieron "lo que les dio la gana" la desaparición de las cajas

E.P. SANTIAGO  | 03.07.2013 
A- A+

El que fue alcalde de Vigo a principios de los 90, Carlos González Príncipe, ha atribuido el "fracaso como país" de la desaparición de las cajas a que hubo "malos gestores" que "durante mucho tiempo hicieron lo que les dio la gana".

Durante su comparecencia ante la comisión de investigación de las cajas en el Parlamento gallego, Príncipe ha lanzado duras críticas a los máximos responsables de las dos entidades gallegas, aunque se ha centrado especialmente en Caixanova y ha relatado los intentos de renovar los órganos de dirección, impedidos con "maniobras torticeras de Julio Fernández Gayoso", quien fue director general y presidente de la caja con sede en Vigo.

El problema de las cajas gallegas "no es la fusión", que ha considerado una cuestión "menor". Lo "fundamental", a su juicio, fue que las dos entidades llegasen "mal" a la unión. "¿Por qué fracasamos como país? La respuesta no está, como diría Bob Dylan, en el viento, está en la historia: tuvimos malos gestores", ha afirmado y ha sostenido que las cajas "pudieron y debieron ser salvadas con otra gestión".

Príncipe se ha referido a un "problema con el ladrillo" ya en 1986, en el caso Loureiro Benavides, y a los intentos por renovar el consejo de administración de Caja Vigo --no se integraría en Caixanova hasta el año 2000--, así como al respaldo que Gayoso tenía en el órgano de dirección. "Los representantes de la sociedad civil estaban abducidos, secuestrados intelectualmente", ha criticado.

Además, ha dicho que ya en su periodo como alcalde descubrió, a raíz de otra crisis, la de los barcos que faenaban en Namibia y, con la independencia del país, se quedaron amarrados en Vigo, que se hacían "artificios contables, como muy posiblemente se hicieron después". "En Vigo, siempre que había un charco teníamos cierta atracción por el charco", ha satirizado.

Así, ha dicho estar "convencido" de que, "si Galicia no tiene cajas, es culpa de los capitanes que dirigieron los barcos", al "igual", ha agregado, que ocurre en Pescanova. Los gestores, ha incidido, hicieron "lo que les dio la gana" con el "silencio" del regulador. En este punto, ha animado a comprobar si hay coincidencias entre las personas que trabajaban para la Escuela de Negocios de la caja del Sur y el Banco de España o con personas del mundo de la política.

GESTIÓN "CLIENTELAR"
Por ello, Príncipe ha situado la "raíz del problema" en la "gestión clientelar" que se hacía en estas entidades. "Y la sociedad gallega estuvo anestesiada porque nadie levantó la voz", ha agregado y ha recriminado que se cambiase "tres veces" la ley de cajas para permitir que los gestores se mantuviesen en el cargo. Precisamente, sobre la última reforma dijo no entenderla. "Y mi compañero Leiceaga --en alusión al anterior portavoz parlamentario socialista, Xaquín Fernández Leiceaga-- tampoco lo entiende", ha agregado.

Sobre la propia fusión de Caixa Galicia y Caixanova ha considerado que "se negoció mal" y "lo único que se hizo" fue resolver "cómo quedaba Gayoso, porque Pego nunca mandó". Sobre los sueldos, Príncipe ha lanzado otra crítica al que fue máximo responsable de Caixanova: "nunca pude saber lo que cobraba Gayoso".

El exalcalde de Vigo tampoco ha ahorrado críticas a la situación actual de la ciudad. "En los últimos años y meses el que no opina igual que los grandes altavoces mediáticos y políticos es acusado de antivigués", ha recriminado.