El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

FRANCISCO VÁZQUEZ, DOCTOR EN DERECHO LABORAL Y EXPOLÍTICO DEL PSOE

“El PSOE aplicó sin temblarle el pulso el estado de alarma a los controladores aéreos en 2010”

El expolítico aboga por aplicar el artículo 116 en Cataluña y pide unidad a los partidos //En su tesis doctoral denuncia el retroceso de derechos laborales

Francisco Vázquez con la coruñesa dársena de la Marina al fondo - FOTO: Almara
Francisco Vázquez con la coruñesa dársena de la Marina al fondo - FOTO: Almara

ALBERTO MARTÍNEZ. A CORUÑA  | 08.10.2017 
A- A+

Después de tres años de estudio, a finales de septiembre, defendió su tesis ‘La Carta Social Europea y la Inspección de Trabajo’, que fue calificada con un sobresaliente ‘cum laude’ por el tribunal. ¿Se cierra así un círculo de su vida?
Me precio de haber obtenido la máxima calificación al coronar mi ciclo académico. El estudio del conocimiento va vinculado a la vida de la persona, y debe ser constante y permanente. Yo lo inicié con los Hermanos Maristas, lo que siempre me gusta recordar porque uno es consecuencia de lo que te han enseñando de niño en casa y en la escuela, y me precio de haber recibido gran formación por parte de mis padres, pero también una educación completa en el colegio.
¿Le ayudó que la dirigieran Jesús Martínez Girón y Alberto Arufe Varela, catedráticos expertos en el derecho laboral comparado?
He tenido la suerte de que fueran dos magníficos directores. Frente a mi pretensión inicial de hacer una tesis doctoral más histórica sobre la política social en la II República y el proceso reformista que encabezó un socialista que fue ministro de Trabajo, Largo Caballero, me orientaron con enorme acierto hacia algo nuevo que el tribunal calificó con el concepto de “novísimo” en relación a la doctrina del derecho laboral, como es la aplicación en España de la Carta Social Europea como amparo y protección de los derechos sociales del trabajador.
En su tesis compara la normativa nacional con la portuguesa y francesa. ¿Cómo se encuentran los derechos de los asalariados españoles hoy en día en relación con estos países cercanos?
En general, en toda Europa han retrocedido los derechos sociales de los trabajadores; hoy se da una interpretación muy liberal en las relaciones económicas a consecuencia primero de la caída del muro y en la última década por la crisis económica, que para superarla hubo una marcha atrás en derechos que amparaban a los trabajadores. La Carta Social Europea es, pienso yo, una normativa proteccionista, en línea con el convenio de los Derechos Humanos y un desarrollo social del mismo, pero lo que falta es ver su aplicación en España, que es de lo que hablo en mi tesis doctoral.
En la lectura de su tesis fue muy crítico sobre que España no haya incorporado los nuevos preceptos que en el año 1996 fueron añadidos a la Carta Social Europea ...
El eje central es mi denuncia firme de la negativa de los Gobiernos españoles a admitir que el control de la normativa laboral se pueda ejercer por denuncia de los sindicatos ante los organismos europeos. En esto España es una excepción dentro de toda Europa, lo cual es una vergüenza y por eso he buscado el análisis comparado de otros países como Portugal y Francia, donde sí está amparada esa vía.
¿En qué incide su tesis?
Mi tesis establece que para el Consejo Social Europeo la única garantía de que España cumple o no sus obligaciones de carácter social es a través de las actuaciones de la Inspección de Trabajo, lo cual pone en valor la importancia de este cuerpo inspector, su legitimidad y su prestigio a nivel internacional. Esta otra parte de la tesis es también una especie de homenaje personal al cuerpo de inspectores del que formé parte.
Pero España lleva dos décadas incumpliendo el actual texto de la Carta Social Europea ...
Sí, y con una singularidad. No hay contradicción con la legislación española, que es avanzada, pero hay una voluntad política de impedir que las centrales sindicales puedan actuar como parte ante los organismos europeos y denunciar lo que consideren que son incumplimientos por parte del Gobierno español, sobre todo en las políticas de austeridad que se han llevado a cabo en estos últimos años como consecuencia de la crisis económica, que es ese claro retroceso que indicaba.