El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Profesora del Departamento de Producción Vexetal de la USC

Rosa Mosquera: “Queremos fomentar la autosuficiencia de los agricultores y que sean más productivos”

Afinet es un proyecto europeo liderado por la Escuela Politécnica Superior del Campus Terra de la USC cuyo objetivo se centra en impulsar la agricultura sostenible adaptada al clima. Así, por su interés para la mejora del sistema agricultor en la zona euro, la Unión Europea financió con tres millones de euros este programa que se desarrollará entre 2017 y 2020 y a través del que se pondrán en marcha prácticas agrícolas y forestales adaptadas a los contextos locales. La profesora Rosa Mosquera es la coordinadora de este innovador programa en el que participan universidades y centros de investigación de nueve países.

ISABEL BLANCO SANTIAGO   | 14.09.2016 
A- A+

¿En qué sentido Afinet pretende impulsar una agricultura sostenible que se adapte al clima?

Trabajaremos por una agricultura sostenible en diferentes sentidos. En primer lugar, para mejorar e incrementar el uso de recursos propios, es decir, aquellos que se pueden producir dentro de la explotación. Pero, al mismo tiempo, también a través de la fomentación del arbolado como forma para mejorar la sosteni­bilidad, tanto productiva, como ecológica y espacial. Asimismo, profundizaremos en una mejor adaptación al cambio climático.

¿Qué tipo de prácticas innovadoras se pondrán en marcha bajo el marco de este programa?

Afinet son las siglas de la red europea de innovación agroforestal. La finalidad es combinar el uso de cultivos, tradicionalmente, forestales con cultivos tradicionalmente agrícolas como los pastos o los cereales. La innovación se centrará en el hallazgo de mejores combinaciones entre estos dos tipos de componentes con el objetivo de mejorar la sostenibilidad de los sistemas. Por ejemplo, en Galicia en un terreno forestal en el que hay un riesgo grave de incendios, utilizaremos una actividad -como introducir ganado- que reduzca la biomasa que hay en el sistema del bosque. De esta manera, estamos aumentando la producción de esta superficie a través de fomentar una práctica sostenible y, al mismo tiempo, estamos reduciendo el riesgo de incendios, con lo que también estamos evitando la emisión de gases de efecto invernadero y, por tanto, estamos apostando por una agricultura climáticamente inteligente.

¿Qué engloba el concepto de agricultura climáticamente inteligente?

A cualquier práctica que reduzca los gases de efecto invernadero y que permita la adaptación de sistemas agrícolas al cambio climático. Es un concepto que deriva del inglés y que ha sido apo­yado desde hace años por la FAO, por lo que es bastante reciente, al igual que muy innovador.

¿De qué manera afectó el cambio climático a la agricultura?

Afectó en el sentido positivo y también en el negativo. Si se atiende a los datos que revelan las oficinas de control de clima en invierno en Galicia, observaremos una mejora en las temperaturas que conllevarán a una mejora en la producción de pastos para nuestra ganadería. En aquel momento, en el mes de mayo, cuando no había sequía ni reestricción de la producción de pasto, el aumento de las tem­peraturas era positivo, pero ahora sería negativo. Por lo que para solventar este tipo de problemas hay que recurrir a lo tradicional, a cuando no había posibilidades de comprar concentrados o alimentos fuera de las explotaciones, por lo que los animales se movían para alimentarse.

El programa pretende adaptar cada práctica al contexto local, ¿cómo será esa adaptación en Galicia?

En primer lugar, hay que tener en cuenta el objetivo de cada territorio y de sus ganaderos y agricultores. Se trata de buscar soluciones específicas depen­diendo de lo que el agricultor o el ganadero extraigan de su zona, es decir, qué especies forestales o especies frutales se combinarán mejor con los cultivos.