El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Salvemos Cabana critica el nombramiento de Francisco Aréchaga como director general de Mineira de Corcoesto

La plataforma dice vende el proyecto de Corcoesto como el arma definitiva para "superar la crisis económica" a través de los 271 puestos de trabajo que la empresa ofrece

SANTIAGO  | 10.09.2013 
A- A+

La plataforma ciudadana considera que con la decisión de contratar al actual presidente de la Cámara Oficial Mineira obedece a la intención de la compañía de presionar a la Administración de la Xunta para la aprobación definitiva del proyecto minero entre los ayuntamientos de Cabana, Coristanco y Ponteceso.

Para Salvemos Cabana, Mineira de Corcoesto intenta asegurar el proyecto aurífero gracias a este ingeniero de minas asturiano conocido por su frecuente defensa pública de un concepto irreal como el de la "minería sostenible", algo en ningún caso realizable dado que cualquier actividad minera tiene fecha de caducidad y la explotación del recurso supone su agotamiento, generando un gran número de impactos ambientales, y siendo la actividad industrial que más residuos genera a nivel mundial.

Francisco Echégara, director del complejo Minero de As Pontes desde los años 90, pasó a ser director territorial del noroeste de la compañía eléctrica Endesa, asumiendo la responsabilidad ejecutiva de las centrales térmicas de As Pontes, en A Coruña y de Compostilla, en León, industrias que en ambos casos no se han caracterizado por ser los mejores ejemplos de respeto al medio ambiente.

Por otra parte, el lago artificial de As Pontes, tan a menudo defendido por Echégara, dista mucho de la visión idílica que se ha venido presentando desde la Cámara Oficial Mineira, pues en algunas de las escorrentías del perímetro han llegado a registrarse altísimos niveles de acidez hasta mil veces superiores a los normales, que han sido compensados de manera artificial con la descarga de camiones de cal en lo que supone una verdadera "chapuza ambiental" autorizada por la Xunta.

La realidad es que el nuevo director general corporativo de mineira de Corcoesto vende el proyecto de Corcoesto como el arma definitiva para "superar la crisis económica" a través de los 271 puestos de trabajo que la empresa ofrece, pero sin considerar el escaso horizonte temporal de la explotación ni las posibles consecuencias que esta actividad minera de carácter intensivo tendrá sobre los restantes sectores productivos, especialmente el agropecuario que emplea según las estadísticas oficiales en la Comarca de Bergantiños a 2.714 personas y que es el sostén vital de miles de familias y del tejido social de esta zona de A Coruña.