El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Un alumno de 16 años, grave por un juego temerario

El joven estradense estaba con otros dos compañero del instituto en un cobertizo

CARMELA LISTE - A ESTRADA  | 14.06.2011 
A- A+

Puri Sangiao
El alumno fue evacuado en helicóptero tras el infortunado incidente
FOTO: Puri Sangiao

La comunidad escolar de A Estrada vivió ayer un lunes negro. Un desgraciado suceso conmocionaba a la localidad a última hora de la mañana, con varios menores como protagonistas.

Un joven de unos 16 años de edad, alumno del IES García Barros, fue evacuado en helicóptero en estado grave como consecuencia de un peligroso juego. Los tres alumnos habrían salido de las instalaciones del centro sin que nadie les viese. Fueron hasta una especie de cobertizo situado en las inmediaciones del instituto estradense, en la parte trasera del recinto ferial. Allí sólo ellos saben lo que pasó. Sobre las 12.30 horas los otros dos menores que estaban con él dieron la voz de alarma. Su compañero estaba inconsciente y se temieron lo peor. Los primeros en llegar fueron efectivos de la Guardia Civil que le practicaron una primera reanimación.

El joven habría estado supuestamente algún tiempo sin respirar por la reprochable conducta en la que ni él ni sus compañeros, muy afectados por lo sucedido, calcularon el riesgo.

Al lugar se desplazaron después efectivos del 061, la Policía Local, Protección Civil y la Policía Judicial, para investigar lo sucedido. Minutos después de la una de la tarde, y tras la reanimación de los médicos que formaban parte del equipo del 061, el menor fue trasladado al Clínico, donde por la tarde, se encontraba estabilizado en la UCI, y su evolución era favorable.

Incidente para reflexionar

••• Lo que le pasó al joven alumno de A Estrada es difícil de explicar. Sus compañeros, visiblemente afectados, no acababan de creer lo sucedido. Los protagonistas del desafortunado incidente jamás olvidarán la jornada de ‘novillos’ que a punto estuvo de costarle la vida a un compañero.En las inmediaciones de lugar, hasta el que se desplazó también el alcalde, José López, se vivieron momentos de tensión y confusión. Los hechos invitan cuando menos a reflexionar sobre ciertas actitudes, que afortunadamente no se pueden generalizar, pero que a veces llevan a situaciones con consecuencias irreversibles.

sucesos@elcorreogallego.es