El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

gallego

La Xunta "retocará" el decreto plurilingüe y el inglés tardará en llegar

El director de Política Lingüística reconoce críticas "por todo" pero aspira al consenso // Anuncia incentivos para los maestros que se formen en lengua extranjera

E.P. • SANTIAGO   | 01.02.2010 
A- A+

Anxo Lorenzo, director xeral de Política Lingüística

El polémico decreto del plurilingüismo estará listo en febrero. Tras escuchar a colectivos educativos, sindicatos y partidos, el secretario xeral de Política Lingüística de la Xunta, Anxo Lorenzo, reconoce que "hay críticas prácticamente por todo". Lorenzo no descarta, sin embargo, lograr un acuerdo cuando el texto sea llevado a la mesa sectorial de educación. "Se retocarán puntos en función de los consensos que se puedan tejer", afirma el responsable de política lingüística. La Xunta ya reconoce que, por el momento, impartir un tercio de las asignaturas en inglés no va a ser posible, por lo que el reparto de las materias en castellano y gallego seguirá al 50%.

Este es precisamente el porcentaje del decreto aprobado en 2007 por el Bipartito y que el PPdeG se comprometió a modificar, por entender que se estaba imponiendo el gallego. Anxo Lorenzo defendió su propuesta como "una apuesta valiente y arriesgada" porque, "en este país, hablar de trilingüismo e incluso hablar de equiparar en el número de horas semanales de gallego y castellano parece que es tabú". No obstante, percibió que, "fuera de las posiciones más radicales, que en estos momentos se derivarían de la CIG por una parte y de Galicia Bilingüe por otra, en el resto hay aspectos de crítica constructiva" que están "viendo cómo atender". En su opinión, al margen de las "interpretaciones políticas", las bases propuestas para el decreto "cumplen estrictamente" la Lei de Normalización Lingüística.

En cuanto a la introducción del inglés, señaló que lo que busca la Xunta es "hacer real una utopía" en un "espacio de tiempo coherente", que reconoció que "no puede ser en cuatro años", pero apuntó que "igual es más realista en ocho o diez". Al respecto, dijo "no entender nada" cuando se critica este punto porque, "es lo que está impulsando el PSOE en Madrid" y es uno de los vértices de la propuesta del ministro Angel Gabilondo para alcanzar un pacto por la educación. Rechazó el "nerviosismo en algunos sectores educativos" porque, aunque reconoció la dificultad de implantar el inglés, no se hará "ni un proceso obligatorio ni de golpe". "Será gradual, progresivo e incluso a estas alturas me atrevería a hablar de voluntario", aseveró para exponer que se pondrán en marcha "los incentivos adecuados" porque el profesor "tiene que estar motivado". Se habilitará un sistema de "incentivos económicos y también en la carrera profesional, en el concurso de traslados", dijo, para aquellos profesores que "voluntariamente" se formen para impartir sus asignaturas en inglés.Algunos de estos incentivos ya se aplican en los centros con docencia en inglés.

A partir de estos "retoques" sobre las bases presentadas, Lorenzo expresó su deseo de contar con "el consenso de todos los grupos parlamentarios", pero admitió las dificultades. "No veo en el BNG ningún tipo de interés en pactar nada que tenga que ver con la lengua", juzgó, mientras que al PSdeG lo situó "en la misma estrategia" del Bloque "de intentar sacar réditos políticos partidarios de esta cuestión sin trabajar en clave de país". Preguntado si cree que el PP empleó de forma electoralista la lengua en la campaña electoral, respondió: "Prefiero mirar para el futuro, el pasado es el pasado. Yo no estaba aquí en ese momento".

. galicia@elcorreogallego.es

 

EN ESTUDIO

Analizando la consulta paterna

Sobre otro de los puntos que ha generado más debate, la consulta a los padres sobre la lengua en que quieren que se impartan determinadas asignaturas, Lorenzo afirmó que "la voz de las familias es importante. Cómo la canalicemos, de forma vinculante u orientativa, eso lo hay que ver", expuso.

Anxo Lorenzo garantizó que en el próximo curso escolar ya estará plenamente vigente el nuevo marco normativo, pero admitió que "hay que ser realistas". El secretario xeral explicó así que en temas como los libros de texto, por ejemplo, se podrían aplicar moratorias de uno o dos cursos.

Sobre el artículo que permite al alumnado "utilizar en las manifestaciones oral o escrita la lengua oficial de su preferencia", Anxo Lorenzo avanzó que en la nueva propuesta se buscará "una fórmula abierta" para no contravenir el marco constitucional y, en particular, apostó por el modelo del decreto del año 1995, que reflejaba que "el alumnado debe procurar utilizar la lengua en la que se imparta la materia", pero "siempre que se deje un espacio de libertad" .

EL APUNTE

1) El cierre de un conflicto que nunca existió

·· El director xeral de Política Lingüística, apeló tambieén a cerrar "cuanto antes un conflicto lingüístico que nunca existió a este nivel de debate público y político" porque "no es bueno ni para el presente ni para el futuro del gallego tener este debate permanentemente abierto". "No es bueno ni saludable", insistió Anxo Lorenzo .