El Correo Gallego

Noticia 11 de 14 noticia anterior de Gala de entrega de premios 2016 Gallego del año » Gala de entrega de premios 2016

Feijóo: “Estos premios dan testimonio de lo que Galicia es capaz cuando cree en sí”

El presidente reivindica la figura de Unamuno frente a los que quieren atacar la democracia: “Venceréis pero no convenceréis” // Agradece la labor de la prensa “por permitirnos hablar”

Foto de familia de los distinguidos con los premios Gallegos del Año y, en segundo término, las autoridades asistentes a la gala, encabezadas por el presidente de la Xunta y nuestro editor
Ver galerías (2)
Foto de familia de los distinguidos con los premios Gallegos del Año y, en segundo término, las autoridades asistentes a la gala, encabezadas por el presidente de la Xunta y nuestro editor

FELIPE DE TORO - SANTIAGO  | 04.11.2016 
A- A+

En unos Gallegos del Año que coincidieron con el día elegido por Mariano Rajoy para dar a conocer su nuevo Gobierno, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aprovechó para enviar un mensaje a quienes en la actual España democrática y constitucional lanzan objetos a los diputados o “sitúan en la diana” a los periodistas y a los medios de comunicación críticos.

“Las escenas vividas la semana pasada dentro y fuera del Congreso, donde está representada la soberanía nacional, deberían causar estupor y tristeza a cualquier demócrata”, expresó. “Creo que necesitamos una profunda reflexión”, remarcó.

“Se puede ser constitucionalista o independentista –dijo–, estar a favor del nuevo Goberno o en contra, considerar el voto del PSOE como un gesto de Estado o como la más alta de las traiciones. Pero lo que non es tolerable es jugar a la equidistancia entre los que dieron la vida por la democracia y los que quieren acabar con ella”.

Por suerte –prosiguió el titular de la Xunta– la sociedad gallega demuestra que está mayoritariamente en contra de estas actitudes y que quiere seguir remando unida para alcanzar los objetivos comunes que se nos presentan. En esta línea, puso en valor los Gallegos del Año, que muestran “los mejores ejemplos de lo que estoy hablando” y “dan testimonio de todo lo que es capaz nuestro pueblo cuando cree en sí mismo”.

Frente a la ignorancia que pretende vencer “con la demagogia”, recordó las recientes palabras del Rey Felipe VI en la ceremonia de los Premios Princesa de Asturias, donde trajo al presente “una de las mentes máis lúcidas de la historia de España”: la del filósofo y escritor Miguel de Unamuno, justo cuando se cumplen setenta años del histórico debate que el catedrático bilbaíno y algunos exaltados del bando nacional mantuvieron en la Universidad de Salamanca.

El 12 de octubre de 1936, los gritos de “Viva la muerte” y “Muera la inteligencia” sonaron más alto, pero cayeron tan bajo como la vergüenza de quien los protagonizaba. Frente a ellos, una admonición democrática retumbó en la conciencia de la nación: “Venceréis, pero no convenceréis”.

“El sistema constitucional del 78 venció las amenazas del golpismo y del terrorismo porque fue quien de convencer, y hoy gozamos del período más extenso de estabilidad y prosperidad que jamás tuvimos”, remarcó Feijóo.

En la España constitucional, reflexionó, “los que no convencen con sus propuestas no pueden vencer en las urnas”. Pero, al igual que Unamuno, “los demócratas no podemos quedarnos de brazos cruzados mientras atacan nuestro sistema de convivencia”.

Una lucha equiparable, según sus palabras, a las de los hombres y mujeres humildes que proceden del rural y tuvieron que emigrar hace décadas para hacerse un hueco entre los mejores, como el protagonista de la noche, Arsenio Olmo. Otros que vinieron de fuera “pero que son tan gallegos como los que más y luchan por el desarrollo de nuestra tierra, como Ventura González Prieto.

Instituciones centenarias como la Real Academia de Medicina y Cirugía. Héroes que salvan vidas como los doctores Enrique Domínguez, Ramón Cacabelos o Carmen Colmeiro. Artistas de la cocina, de la arquitectura, de la escultura y de la interpretación, como Manuel Domínguez, Luisa García-Gil, Cándido Pazos o Manuel Manquiña.

Gladiadores del deporte, como Cristian Toro y los diplomados olímpicos en los Juegos de Río.

Profesionales que dan lo mejor para situar a Galicia en la vanguardia, como José Rivas, Emilio Santasmarinas y Emma Lustres.

Intelectuales que luchan para que la cultura venza a la ignorancia, como María José López Couso. Y luchadores a favor de la libertad de expresión como Pilar Cernuda. Una periodista, como a los que el presidente agradeció “que nos permitan hablar y estar aquí. En la Galicia que nos une”.