El Correo Gallego

Gente y comunicación | sociedad@elcorreogallego.es

polémica

Aído apuesta por una ley del aborto a la europea

Monseñor Rodríguez no ve razonables normas sobre la interrupción voluntaria del embarazo o la eutanasia

F.C.A/EFE • JEREZ   | 15.02.2009 
A- A+

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, defendió ayer una legislación del aborto "a la europea", que combine "plazos con indicaciones" y que solucione los problemas derivados de la ley en vigor, "muchos y conocidos".

Aído aseguró en Jerez de la Frontera que el primer objetivo del Gobierno es "reducir el número de embarazos no deseados", para lo cual es necesario trabajar en "mejorar la salud sexual y la prevención". Además, y partiendo de la base de que "ninguna mujer aborta porque quiere", la nueva legislación tendrá que permitir que la interrupción voluntaria del embarazo se lleve a cabo "con las mayores garantías jurídicas", tanto para la mujer como para "los profesionales que la atienden", dijo la ministra.

Aído recordó que el miércoles se votarán en la Comisión de Igualdad del Congreso las conclusiones del trabajo elaborado por la subcomisión creada para estudiar la modificación de la ley, lo que permitirá trasladar al Gobierno un documento "final".

Por otra parte, el arzobispo de Valladolid, monseñor Braulio Rodríguez Plaza, afirmó ayer en su Carta Pastoral semanal a la que tuvo acceso Europa Press que hay leyes "que no deben aceptarse" aunque supongan "dolor e incomprensiones".

A su juicio, siempre ha sido "poco razonable" la creencia "interesada" de que los obispos u otros católicos discrepan de medidas, pronunciamientos, programas o leyes aprobadas por el Parlamento sólo por su pertenencia a la Iglesia, "que no ha evolucionado y no se pone al día, rotundamente no", recalcó.

En esta línea, aseguró que la fe tiene unos principios "muy concretos" y que las discrepancias no son "políticas", sino que son "antropológicas".