El Correo Gallego

Portada » Tema del Día  |   RSS - Tema del Día RSS

CONTRA EL FUEGO

Fracaso estrepitoso de la primera subasta de la madera quemada

Veinte de los 26 lotes que salieron en la puja celebrada ayer en A Coruña quedaron desiertos // Alberte Blanco confirma que ya se produjo el temido proceso de azulado // Sós contra o Lume denuncia el incumplimiento de los acuerdos de precios

18.11.2006 
A- A+

Pasados tres meses desde la crisis incendiaria sufrida en Galicia, ayer se celebró en A Coruña la primera subasta de madera quemada, que se saldó con un estrepitoso fracaso, ya que únicamente fue adjudicado el 25 por ciento del producto.

Según confirmó a este periódico el director xeral de Montes, Alberte Blanco, veinte de los veintiséis lotes que salieron a puja quedaron desiertos. De esta forma se evidenció el desinterés de la industria de transformación por una madera que, en principio, no tendría una gran afectación por el fuego, según acordó la Mesa da Madeira al establecer el orden de salida de los troncos, para poner antes en el mercado el producto de más calidad.

Las "condiciones de lluvia, humedad y alta temperatura" de este otoño provocaron que esta madera presente ya el temido "proceso de azulado", según afirmó Alberte Blanco, quien achacó a la adversidad de las condiciones climatológicas la "difícil medición de los rodeles".

Precisó que las "mediciones se hicieron en septiembre" y los precios de partida ahora no podían conservarse porque ya "no es madera de primera calidad". En cualquier caso, anunció que "se va a hacer una redimensión y nueva valoración de los lotes, ajustando los precios al mercado". De "forma inmediata", apuntó el alto cargo, "se convocará una nueva subasta".

Este proceso hará que se establezcan precios de partida más bajos, dado que esta madera ya azulada no sirve para los usos a los que estaba destinada.

El director xeral de Montes añadió que "no es posible sacar más lotes a subasta", nuevamente por las "dificultades insalvables de las condiciones climatológicas".

Blanco destacó que se "apuraron" todos los plazos y que "nunca se sacó tan rápido la madera quemada como ahora". Además, resaltó la dificultad que entraña "medir todos los árboles y poner de acuerdo a los propietarios para sacarlos a la venta".

Malas tasaciones

Precisamente ayer, la plataforma Sós contra o Lume, a través de Andrés Novo, acusó a la Xunta de incumplir lo pactado en la Mesa da Madeira. Denunció que la Administración autonómica "nos vendió la moto" de que se "iban a respetar" los precios de la madera quemada y que se agilizaría su venta, mientras que, aseguró, los procesos de subasta se están llevando a cabo con lentitud e irregularidades.

Esta plataforma argumentó que la situación se produce porque la Xunta "sobreestimó" el volumen de la madera y "tasó mal el precio", lo que conlleva "un grave perjuicio para los propietarios". De hecho, según datos de un maderero asociado a Sós, en un monte ubicado en la provincia de Pontevedra existe "la mitad" de la madera estimada por la Administración. Novo vaticinó que la próxima subasta, en Pontevedra, quedará "desierta" en más de un 90 por ciento.

APUNTES

Cruce de denuncias y desmentidos

Novo criticó a Medio Rural porque, a su juicio, "no se están cumpliendo" los acuerdos sobre precios. En este sentido, denunció que Finsa está desviando madera quemada para trituración con la "excusa" de que "sólo sirve para quemar", reduciendo el precio de 36 a 24 euros, extremo negado por la firma de tableros a este periódico, ya que sostiene que los "estamos cumpliendo escrupulosamente".

La industria reitera su compromiso

Sós contra o Lume aseguró que los propietarios reciben "cantidades ridículas" por la venta de madera quemada. Ante esta acusación, la industria forestal reiteró su compromiso con los acuerdos de la Mesa da Madeira. Monte Industria y Fearmaga lamentaron la actitud de la plataforma, porque "atenta contra el espíritu de colaboración" surgido de la crisis.

Cuarenta y tres denuncias abiertas

Desde Sós contra o Lume apuntaron que hay 43 demandas abiertas que reclaman daños patrimoniales tras los incendios y aprovecharon la rueda de prensa de ayer para denunciar la ausencia de compensaciones para los propietarios forestales, "los más afectados por el fuego" y que no cuentan con ningún tipo de ayudas, dicen .

EL DATO

Un millón en saca

Blanco destacó que están en proceso de subasta y saca un millón de metros cúbicos de madera quemada (el total alcanza los 5,5 millones) procedente de montes de gestión pública y particulares .