El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Portada » Tema del Día  |   RSS - Tema del Día RSS

PASOS CONTRA LA "MARBELLIZACIÓN"

Enfado de los alcaldes al no ser informados de la ley del litoral

El presidente de la Fegamp acusa a la Xunta de deslealtad, pero no comenta la prohibición de construir a 500 metros de la costa // Touriño afirma que las medidas son necesarias para compensar los descuidos urbanísticos de la época del PP // Feijóo cree que se cargarán el turismo

N.S./DELEGACIÓN • SANTIAGO/MUXÍA   | 23.11.2006 
A- A+

Aunque todavía no se ha pronunciado sobre su contenido, a la Fegamp no le gustan las formas con las que se ha dado a conocer el proyecto de Lei de Medidas Urxentes de Ordenación do Territorio e do Litoral. Los alcaldes están molestos por haberse enterado por la prensa de la decisión de Política Territorial de limitar la construcción a quinientos metros de la costa. Su presidente, el popular Xosé Crespo, acusó ayer al Ejecutivo autonómico de "desleal" y de incumplir el pacto local. La nueva normativa se convirtió también en tema estrella del Pleno del Parlamento. En la Cámara, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, y la conselleira María José Caride defendieron la medida.

"No tenemos a día de hoy ni un documento encima de la mesa", señaló ayer en rueda de prensa el presidente de la Fegamp, tras mostrarse "sorprendido" de no haber sido informado en una reunión con Política Territorial sobre urbanismo el pasado lunes. Crespo se sumó también a la tesis defendida por el PPdeG y consideró que en los próximos meses podría aumentar la especulación si no se establecen medidas hasta que la nueva norma entre en vigor en el segundo trimestre de 2007. "Imagínense, los promotores que tienen terrenos en esa franja van a empezar a pedir licencias y a edificar", señaló. Los alcaldes se reunirán el próximo lunes para analizar el proyecto de ley. Pero Crespo ya aventuró que puede que la opinión de la Fegamp esté dividida y los alcaldes socialistas, nacionalistas y populares tengan opiniones distintas.

Entre tanto, en el Pleno del Parlamento el presidente de la Xunta defendió las nuevas medidas. Pérez Touriño aseguró que se han establecido para compensar los "descuidos urbanísticos" provocados por la "falta de gestión" de las competencias del PP durante 16 años. "Y después pasa lo que pasa en Sabarís (Baiona) y Cee, y donde toque", aseveró en referencia a las inundaciones del pasado mes en esas localidades.

El presidente de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo, por su parte, tachó las medidas de "improvisadas". En su opinión, llevarán a "una parálisis generalizada" y se "cargarán el turismo de calidad y la vivienda digna". El PPdeG entiende que suspender de forma genérica 500 metros deja a la mayor parte de los ayuntamientos sin prácticamente suelo para construir.

En respuesta a una pregunta del PPdeG, la conselleira de Política Territorial, María José Caride, criticó que en Galicia se realizaron obras urbanísticas al amparo de planeamientos "obsoletos", especialmente en el litoral, que "no serían posibles con la actual" porque no reúnen los criterios mínimos. "Si no ponemos cuidado en el litoral, podemos llegar tarde", subrayó la conselleira, quien consideró que no se está dando una imagen de corrupción generalizada".

Viviendas con agua y luz, que quede claro

En Barreiros, Lugo, que las nuevas viviendas tengan agua y luz es algo digno de publicitar. La imagen delante de la que posa la conselleira María José Caride forma parte de las 72 fotografías de la exposición Bordes de Mar. 1720 kilómetros de litoral, que sirve de aperitivo del I Congreso Internacional de Urbanismo que se inaugura hoy en Santiago. En su comparecencia en el Pleno, Caride se refirió a la instantánea para justificar las medidas urgentes tomadas por su departamento. "Nosotros no queremos para Galicia ese modelo sin agua, sin luz y sin saneamiento, y, además, llamarle suelo público", aseguró.

 

 

RESPUESTA DE LOS EMPRESARIOS

La CEG no lo ve "admisible"

La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) considera "no admisible" la propuesta de la Consellería de Política Territorial para la elaboración de la Lei de Medidas Urxentes de Ordenación do Territorio e do Litoral de Galicia.

Fuentes de la CEG señalaron a Efe que la organización empresarial siempre ha sido partidaria "de una ordenación razonable de la zona costera de Galicia", por tratarse de "un bien general", que ha de ser "preservado de posibles intervenciones que puedan dañar su entorno".

Sin embargo, opinan que "la defensa de la riqueza natural que configuran las costas no pasa sólo por adoptar medidas tan indiscriminadas como la anunciada", que podría provocar "una seria distorsión del mercado" y "enturbiar múltiples proyectos empresariales". Para la Confederación de Empresarios de Galicia, "sólo después de realizar un estudio urgente, pormenorizado y específico de las diferentes áreas de la costa, podría establecerse una ordenación racional de esta franja". Las fuentes empresariales concluyeron que "tan sólo el carácter transitorio de dicha medida -provisionalidad que debería ser lo más corta posible- podría justificarla" .

SATISFACCIÓN DE ADEGA

1Los ecologistas apoyan la decisión de la Xunta

La organización ecologista Adega acogió ayer con "satisfacción las medidas legales que viene adoptando la Xunta en defensa del patrimonio público y de la legalidad urbanística". Así, celebró que se vaya a crear una Axencia de Protección da Legalidade Urbanística y que se suspendan planes "claramente especulativos", además de las medidas urgentes de protección del litoral.

2 Creen que puede favorecer la especulación

Adega considera, sin embargo, que ocho meses son un plazo demasiado largo para que entre en vigor la prohibición de construir a 500 metros de la costa, lo que puede servir para "acelerar aún más la especulación tratando de consolidar derechos urbanísticos e imponer hechos consumados".

3Previsto en la Lei do Solo del Partido Popular

Los ecologistas explican, en una nota de prensa, que las medidas urgentes anunciadas por la Xunta estaban previstas ya en la Lei do Solo aprobada por el PP en 2002. Esta norma daba a los ayuntamientos un plazo de 3 años para adaptar sus planes urbanísticos, pero tan sólo diez de ellos lo han hecho.

4 Solicitan la aplicación inmediata

Según Adega, la Xunta debería de usar la disposición transitoria segunda de la Lei do Solo para aplicar de forma inmediata la restricción. Recuerdan que "la aberración y la ilegalidad urbanística" están presentes en el litoral gallego, donde es fácil localizar urbanizaciones sobre espacios protegidos de la Red Natura o sobre la zona de servidumbre de costas (100 metros) o de suelo rústico de protección de costas (200 m) .